27 de abril de 2009

Historia y arte de una iglesia desaparecida (1ª Parte)


Autores: Mª del Carmen Cascón MatasRoberto Domínguez Blanca
Oscar González Hoya
Publicado: Especial de Navidad del Semanario Béjar en Madrid, 2007
Autores: Robetto Domínguez Blanca, Óscar González Hoya, Carmen Cascón Matas.
Publicado: Béjar en Madrid, especial de navidad, 2007.

Introducción

El propósito de este trabajo consiste en aportar datos para un mejor conocimiento de la desaparecida iglesia de San Pedro, basándonos en tres fuentes principales: el “Libro de Reducción Parroquial”, el “Libro de Visitas de San Pedro” (fechado entre 1566 y 1568) y parte de la documentación suelta del archivo de Santa María.

La aparición de la parroquia vendría ligada al proceso de repoblación de Béjar, y más concretamente al momento de ampliación del recinto defensivo, caracterizado por emplear el núcleo parroquial como base del asentamiento de la población, formando barrios aislados dentro o fuera de la muralla, que con el tiempo se van densificando hasta que el núcleo de población forme una trama urbana homogénea.

Lienzo de muralla. Béjar.

Así Béjar contó entonces con un total de diez parroquias: Santa María y Santiago dentro del primer recinto amurallado; y El Salvador, San Gil, San Juan, Santo Domingo, San Andrés, San Nicolás, San Miguel y San Pedro ligadas a la ampliación o segundo recinto de la muralla. Algunas edificadas a extramuros (San Pedro, San Nicolás, San Miguel, San Andrés).


Etapa de la reducción parroquial

La reducción parroquial de 1568

La reducción parroquial fue un acontecimiento importante en la Historia de Béjar, ya que entre otras cosas motivó una reorganización de las parroquias que afectó a los habitantes de la villa.

Vamos a explicar brevemente en qué consistió este proceso del que ya que se ha ocupado la historiografía local. Para la realización de este artículo hemos consultado como fuente principal el titulado Libro de Redución parroquial delas Yglessias parroquiales de esta Villa y Sentencia dada por el Señor Don Pedro Ponze de Leon En cinco de otubre de 1568.


Sepulcro del Obispo de Plasencia Pedro Ponce de León. Catedral de Plasencia
Sacado de http://www.ruralgest.net/articulo/plasencia/catedrales.html

Al llegar el año 1568, los beneficiados o curas de Béjar acuden al obispo Pedro Ponce de León ante la intención del prelado de reducir las diez parroquias existentes a un número más reducido, decisión que ya contaba con el apoyo del consistorio bejarano. En ese momento no se sabía qué parroquias, ni cuántas iban a supeditarse a otras principales. Es lógico, por tanto, imaginarse los intereses económicos, sociales y de privilegio que crearían tensión entre las parroquias. Las causas oficiales de este proceso, a grandes rasgos, eran el excesivo número de parroquias para la población que había y que contaban con pocos recursos económicos, lo que conllevaba escasez de ornamentos litúrgicos, el estado de sus inmuebles era deficiente, algunas se situaban a extramuros, contaban con pocos clérigos para asistir a tantas parroquias y sus feligreses se encontraban demasiado desperdigados para acudir habitualmente a los actos religiosos.
Sin embargo, dichas razones se encontraban muy lejos de ser ciertas en algunos casos, como demostraremos con San Pedro.

Ubicación y elementos arquitectónicos.

(...) la dicha yglesia de sant Pedro está fuera e çerca de los muros desta villa y que sale ala dicha yglesia una puerta dela dicha villa que llaman la puerta de san Pedro por donde salen los vezinos de aquel barrio a la dicha yglesia e sus heredades mas que no le tiene por camino real (...) Este es el testimonio de Francisco González, tejedor, vecino de la colación de San Juan, quien fue llamado como otros tantos testigos (como el platero Francisco de Rojas, o el maestro cantero Diego de Torres) a declarar en uno de los interrogatorios llevados al efecto para llevar adelante la reducción, método muy habitual en los procesos judiciales de la época. Gracias a estos testimonios conocemos su ubicación exacta junto a la puerta de la muralla homónima y a extramuros, ya que en la actualidad no se han conservado restos del edificio.

Murallas de Béjar. Puerta de San Pedro

El único testimonio gráfico que poseemos de dicha templo es el cuadro de Ventura Lirios, pintado en torno a 1726. En él se intuye un edificio con un único ábside y un cuerpo de naves de mayor anchura, con una pequeña portada abierta en su muro norte. Sobre el imafronte campeaba, lo que parece ser una pequeña espadaña, aunque a la parroquia de San Pedro la singularizaba el hecho tan curioso de contar con una segunda espadaña a horcajadas sobre la muralla, como se ve en el lienzo y como lo corrobora otro de los testigos, Martín de Valcárcel, vecino y regidor de la Villa. Poca gente sabe que aún subsiste el muro de arranque de esta espadaña.

Según las preguntas realizadas por el cura párroco de San Pedro Juan de Montemayor a petición del obispado, (...) que la dicha iglesia de Sant Pedro esta muy bien hedificada y nueva e mui bien reparada (...), lo que nos hace suponer, que como el resto de templos conservados en Béjar se ampliaría también en el s. XVI, de ahí que el cura hable de ella como “nueva”. Observando el cuadro de Ventura Lirios, vemos cómo la nave es mas ancha que la cabecera, algo característico de templos que han ampliado su nave conservando su ábside medieval, como es el caso de las de Santa María, San Juan y El Salvador.


Ábside mudéjar de Santa María. Béjar

Ante otra cuestión se responde (...) que en la capilla mayor esta una caxa mui fuerte de cantería y en ella un arca dorada muy rezia y fuerte donde está el Santísimo Sacramento (...) Es frecuente que en las iglesias de origen medieval el sagrario donde se custodiaba el Santísimo Sacramento se localizara dentro de un pequeño nicho de cantería, abierto en el muro norte de la capilla mayor; antes de que con el desarrollo de la retablística en el s. XVI, los sagrarios se trasladaran al centro de los retablos. Estos nichos de cantería aún se ven en algunas de nuestra comarca como en la de La Cabeza de Béjar.

La portada principal debía estar presidida por una imagen de la Virgen, ya que en una mayordomía fechada en 1564 sabemos que dicha imagen se manda pintar a un artista llamado Meléndez, quien cobró 34 reales por este trabajo.

Continuará

15 comentarios:

  1. Diez parroquias son muchas. O sea que ya debia de tener muy buen tamaño la poblacion entonces. rebasaba con creces las murallas.
    Desde luego hacia falta una reordenacion. Lo extraño es eso de contar con pocos clerigos, porque yo pensaba que lo que sobraba en la epoca era precisamente clerigos.

    Bisous, madame

    ResponderEliminar
  2. Dame Demasquee: te ha querido contestar uno de los colaboradores de este blog, Roberto:

    "Al contrario de lo que las diez parroquias medievales puedan sugerir, Béjar, en un principio, asemejaría a un conjunto de pequeñas aldeas junto a su parroquia, con espacios libres
    entre ellas (como también ocurrió en Ávila y Segovia), que con el paso del tiempo se iría comaltando (s. XVIII) hasta colapsarse en la segunda mitad del XIX. Lo que se hizo en el siglo XIII era preveer la población futura de Béjar, empleando el sistema parroquial como germen para articular el
    asentamiento de la población y su porogresivo crecimiento."

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. C vuelve de nuevo a tu blog, pero esta vez para felicitarte por tu cumpleaños (otra vez). Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  4. felicidades por el blog, soy de Bejar aunque hace tiempo que ya no vivo alli, cada vez que voy me da pena como la encuentro, triste y como abandonada,las tiendas vacias,la calles sin vida,
    bueno voy a leer todos los post ,
    saludos
    Lucia

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que se perdiera tanto patrimonio. De tus palabras, deduzco que hubo juegos de influencias para que unas parroquias terminaran imponiéndose sobre otras. En todo parece que pasa igual... Interesantísimo artículo. Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  6. Nol o he releido , pero me ha parecido muy interesante
    quizá procediera haber incluido un planito de localización , aunqeu hubiera sido muy esquemático, es solo una opinion, me parece untrabao excelente.
    saludos

    ResponderEliminar
  7. C. Muchas gracias. Me felicitas por todas las vías posibles... A ver si nos vems un día de estos. Te llamo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Lucía: muchas gracias por visitarme. Tienes razón en lo que dices: Béjar está cada día más muerta porque la gente joven debe marcharse para encontrar trabajo fuera. No queda más remedio. A lo mejor estás tú dentro de esos casos, seguramente, y lo sabrás mejor.
    Un saludo y gracias de nuevo

    ResponderEliminar
  9. Isabel Romana: siempre hay intereses de por medio. Claro que hubo disensiones y disputas entre las parroquias por sobrevivir e imponerse a las demás. Pero eso... te lo contaré más adelante, porque la iglesia de San Pedro fue una de las condenadas a perder su autonomía como parroquia y depender de otra superior. Y ese proceso no estuvo carente de enfrentamientos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Cuentosbrujos: tienes razón. De hecho Pepe Muñoz ya realizó un plano de localización de todos los edificios más representativos de la Edad Moderna, por ejemplo en su discuso de entrada al CEB, versado sobre la Plaza Mayor. Supongo que lo sabrás y lo tendrás en casa. Si no, te animo a que lo compres, porque está realmente bien (como todo lo que hace este hombre)
    Muchas gracias por la sugerencia, me gusta que me deis ideas para el blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Definitivamente uno de mis próximos viajes ha de ser a Béjar!!

    Se aprende mucho por aquí, así pues, tendré que verlo en directo..

    Mientras me seguiré recreando con la Historia con mayúsculas.

    ResponderEliminar
  12. carmensabes: Pues ya sabes que tienes unos cuantos amigos por aquí. Anímate y pásate un día, pero avísanos...
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Hola Carmen, somos del grupo de Candeleda y te enviamos un saludo de Roberto

    ResponderEliminar
  14. Encantada de que paseis a dar una vuelta por mi blog, Montse.

    Un saludo a todo el grupo de Candeleda y apuntaros a esto de hacer blogs que es muy fácil.

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.