31 de octubre de 2009

La iglesia de Navalmoral de Béjar (2ª Parte)


Autores: Roberto Domínguez Blanca y Mª Carmen Cascón Matas

Publicado: Semanario Béjar en Madrid, nº5.533. 30 de enero de 2009

El retablo mayor es una interesantísima obra dieciochesca que se encuentra en un estado de conservación lamentable y que sin lugar a dudas merece que se le restaure convenientemente. Ocupa casi todo el muro oriental del templo, recortándose su crestería contra las bóvedas. Es de un cuerpo y tres calles. Parte de una predela actualmente envuelta en obra moderna de granito. El cuerpo principal es tetrástilo con columnas salomónicas de orden corintio (similares a las de los retablos laterales) que soportan fragmentos de entablamento con volutas en cada una de sus caras. El intercolumnio central lo ocupa un gran sagrario en forma de templete de planta poligonal y de dos cuerpos, y los laterales hornacinas con las imágenes del Sagrado Corazón y de San Bartolomé; la primera moderna y la segunda parece antigua. Se cierra el retablo con un ático semicircular en el que destaca el lienzo central con el tema de la Anunciación. Toda su estructura se decora con motivos heredados de lo churrigueresco (vegetación dinámica) a lo que se añaden otros elementos típicos del S. XVIII (telas colgantes), e incluso rocalla (asiento de los angelotes del ático), más propia de los retablos de la segunda mitad de dicha centuria.



Retablo mayor de la iglesia de Navalmoral

La historia de este retablo es compleja y vamos a tratar de esclarecerla a través de los escasos datos de que disponemos. Don Juan Muñoz afirmó, sin duda consultando documentación, que el Santuario del Castañar vendió su anterior retablo mayor a la parroquia de Navalmoral de Béjar, lo que ha hecho pensar a muchos que es el que se conserva actualmente, afirmación que no es del todo correcta. Don Juan apunta a que alrededor de 1658 los tallistas Miguel Ramos y Francisco Ciprés trabajaban en la construcción del retablo de la Virgen del Castañar, añadiendo que se desmonta en el siglo siguiente cuando se hace el actual. Efectivamente, en la mayordomía de 1740-1741 del libro de la cofradía de la Virgen aparece dicha venta: "Ytten setecientos rreales en que se vendió el retablo viejo ael Lugar y Iglesia de Navalmoral". Hecho que se corrobora en los libros de fábrica de la parroquia, cundo en el bienio 1741-1742 se anota lo siguiente: data de jornales y gasto que hizieron los maestros que binieron a asentar el Rethablo 164 reales y 28 maravedíes.


Detalle del sagrario del retablo mayor

Teniendo en cuenta el estilo puede proceder del antiguo retablo del Castañar

Con este último dato queda claro que el retablo de El Castañar se montó en la iglesia antigua del pueblo. Pero en la actual, como ya hemos dicho, su retablo mayor es del siglo XVIII y no se corresponde con el que hicieron Miguel Ramos y Francisco Ciprés. Sin embargo el retablo de Navalmoral conserva un interesante sagrario reaprovechado más antiguo, datable en la primera mitad del siglo XVII, que sí puede proceder de ese retablo de El Castañar. Este sagrario tiene un empaque semejante al de otros retablos del barroco clasicista conservados en la comarca bejarana (iglesias de Santa María de Béjar, Colmenar de Montemayor, Valdefuentes de Sangusín…).

Respecto del origen del retablo mayor dieciochesco de Navalmoral poco es lo que podemos aportar puesto que no hemos hallado dato alguno sobre su contrato y construcción. No sería raro que hubiese sido adquirido por la parroquia mucho más tarde, quizás en la primera mitad del siglo XIX a raíz del proceso desamortizador, dando lugar a una dispersión de los bienes de los conventos bejaranos, que fueron a parar a las iglesias de Béjar y de los pueblos de su entorno (Navacarros, Santa María de Béjar, San Juan de Béjar…).

Santuario de la Virgen del Castañar
y su retablo mayor de estilo rocócó salmantino

La última gran reforma del retablo y del sagrario tiene lugar en 1860, cuando, tras adquirirse la nueva custodia (perdida la anterior durante la francesada), se adorna y repara el primero, y se adecúa el segundo para acogerla.

Para finalizar, queremos agradecer las facilidades prestadas en todo momento por el párroco de Navalmoral de Béjar don José Luis Chicharro.

FUENTES DOCUMENTALES Y BIBLIOGRAFÍA

-Archivo parroquial de Navalmoral de Béjar:
Libros de Cuentas de Fábrica (1632-1769) y (1769-1891).
Libro de la Cofradía de San Bartolomé (1730-1840).
Documentación suelta.
-Archivo parroquial de San Juan de Béjar:
Libro de la Cofradía de la Virgen del Castañar (1708-1863)

MÉNDEZ HERNÁN, V.:
MUÑOZ GARCÍA, J.: “Historia de la Santísima Virgen del Castañar, excelsa patrona de Béjar y su comarca”, Ofrenda a la Santísima Virgen del Castañar, vol. 1, Prensa Española, Madrid, 1963, pp. 129-304.
SÁNCHEZ SANCHO, J. F. y DÍEZ ELCUAZ, J. I.: “El conjunto barroco de Valdesangil”, Revista del Centro de Estudios Bejaranos, nº 12, diciembre de 2008, Centro de Estudios Bejaranos y Ayto. de Béjar, pp. 9-45.

29 comentarios:

  1. Uf, madre mia, madame, trabajo bien completo y concienzudo el que han hecho ustedes. Con que minuciosidad nos detallan tanto el arte de la iglesia como su historia. Ya puede Bejar sentirse orgulloso de usted. Su labor por rescatar en tanta profundidad la historia minuciosa de la ciudad es impagable.
    Madame, deberian ponerle una placa, cuando menos!

    Feliz fin de semana, madame, largo esta vez, por fortuna.

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Me sumo a las felicitaciones de Madame: Gran trabajo y además, narrado con la amenidad y cercanía que es marca de la casa.
    Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
  3. Joe, el retablo es la caña!

    Saludos y un besazo.

    ResponderEliminar
  4. No está mal que ya en aquella época se apuntasen al reciclado, aprovechando algunas iglesias lo que otras quitaban,previo pago por supuesto...
    Es una pena que la restauración de estas iglesias se demore tanto,pues su deterioro serà cada día mayor.
    Estupendo trabajo,como siempre.
    Un besote para ambos dos.

    ResponderEliminar
  5. Una hermosura de retablo, y un gran artículo. Sin duda, con vuestras palabras, ayudais a que todos nos concienciemos de que debemos salvaguardar nuestro legado patrimonial histórico. y de paso nos dais a descubrir esa zona incomparable de España.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las notas de gastos antiguas... solo les falta añadir el maestro prefirió no incluir el IVA jajajaja...

    ResponderEliminar
  7. Felicitaros por vuestro extraordinario trabajo .
    Los detalles del retablo demuestran el esplendor de dicha zona .
    Un beso mi querida amiga .

    ResponderEliminar
  8. yo me apunto mejor a lo del botellon
    pendenciero que es uno...
    Por cierto, ¿llegó a caer en tus manos "LA ruta de los conventos"??

    ResponderEliminar
  9. Madame Minuet: a veces nos tachan de demasiado rigurosos (y a veces me suena no sé si a crítica o a elogio, porque lo uno y lo otro a veces se confunden). Lo que puede ser una virtud se convierte en lastre, porque a mí riguroso con el tono con que lo dicen algunos es sinónimo de rollo. El de usted no es su caso, por supuesto, pero el tema me ha venido a la cabeza ahora, jejej.

    Y deje, deje, que no me pongan una placa que parecería que he mueerto (lo digo porque las hacen de mármol, con letras de cementerio)

    Un besito

    ResponderEliminar
  10. Xibeliuss: muchas gracias. Como le he comentado a madame Minuet intentamos realizar un potaje de rigurosidad, amenidad y a veces relato pseudo novelesco para que la gente no se nos aburra. De todos modos hay que tener en cuenta que un blog o un semanario como el Béjar en Madrid, donde publicamos estos artículo, no son revistas específicas de Historia. Son espacios destinados a la lectura de todos. Por eso tiene que ser amenos, sin reducir en calidad y documentación.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. La sonrisa de Hiperión: la pena es qua es la caña pero está hecho una penita. A ver si las administraciones se ponen las pilas y dan unas perrillas para ayudar a los del pueblo a que no se caiga.

    Besazo también para tí

    ResponderEliminar
  12. Juana: más que reciclaje, lo que hacían era comercio (a veces). Cuando se encargaba un retablo se vendía el anterior para obtener pelillas y sufragar los gastos, y se solían destinar a pueblos circundantes que estaban mal económicamente. Algunas veces se deshacía y se repartían los cuadros y las imágenes sueltas por la iglesia. Por ejemplo el antiguo de El Salvador se destinó a la capilla de los duques en el Palacio.

    Y qué decirte, Juana. Si vieras cómo están la mayoría de los retablos de la comarca te echarías a temblar. Muchos están apuntalados, carcomidos, vacíos por dentro, sólo con la cáscara que es lo que vemos. Te acercas y parece que se te van a venir encima. Las esculturas se sostienen en las hornacinas en volandas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Felix Casanova: pues a esta incomparable parte de España puedes venir cuando quieras y ya sabes dónde tienes a una informante. Béjar tiene un poco de todo: naturaleza, sierra y una estación de esquí, pueblos de ensueño (Candelario, La Alberca, Montemayor del Río), cerca de Salamanca y de Extremadura, Museos y fábricas, iglesias y palacios, duques y obreros, textil y feudalismo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. José Luis: a saber qué desxfalcos se cometieron en las obras de estas iglesias. Ya se empapeló a más de uno por ese tema. Por lo visto los mayordomos de las iglesias, los administradores del dinero, se embolsaban lo que les daba la gana y los obispos pillaron a alguno in fraganti haciéndole desembolsar a plazos lo robado.

    Así que lo que vemos ahora no es tan distinto de lo que se cocía entonces. La humanidad no cambia tanto, jejej

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Loli: pues sólo es una pequeña muestra de lo que tenemos por aquí (aunque, claro, esto no es Valladolid, por ejemplo, donde cualquier pueblo tiene una catedral).

    Muchas gracias, felicitaré a Roberto de tu parte. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Fotosbrujas: ya te he dejado la respuesta en tu blog.

    Abrazos, mozo

    ResponderEliminar
  17. A veces estos buceos en la historia y documentación de las obras de arte resultan muy arduos. El retablo se ve muy bonito, y el interior de la iglesia de la Virgen del Castañar parece espectacular... Me ha encantado esa expresión "la francesada"... Aquí solemos referirnos a ella como "la guerra del francés". Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  18. Isabel Romana: efectivamente. Por aquí se dice "francesada" a la ocupación francesa durante la Guerra de Independencia. Por lo que veo en cada región de España ese acontecimiento traumático ha sido denominado de manera diferente.

    El santuario de la Virgen del Castañar, patrona de Béjar, es a mi parecer, la iglesia más bonita de aquí junto con la de Santa María. El santuario sufrió una parte de la "franceada" pues fueron robadas algunas joyas de la Virgen. La imagen fue ocultada en una casa al estallido de la guerra, temiendo cualquier tropelía. En la ciudad se produjeron ataques en la iglesia de San Juan, el Palacio Ducal, el Hospital (entonces en el convento San Francisco) y El Bosque.

    Un besazo y gracias por pasarte por aquí, que sé que estarás muy liada.

    ResponderEliminar
  19. ¿Quien puede rivalizar contigo ya, Carmen?si hasta el infame rey Carlos II es seguidor de tu blog...

    ResponderEliminar
  20. Querida Carmen, que baño de historia me pego siempre con tus publicaciones!! jaja

    La verdad que a simple vista no se advierte el dererioro tan feroz que tiene el retablo. Se ve precioso.

    Un lujo amiga, es cierto que las pequeñas cosas, a menudo son grandes, grandes.

    ResponderEliminar
  21. Una historia rigurosa y amena, no conocía esta iglesia y gracias a ti me he interesado en ella.

    ResponderEliminar
  22. Óscar: ¿has visto la importancia de mi blog? Tiene seguidores hasta en la corte de los Austrias y, todo hay que decirlo, para mí es un gran honor. Ya recomendaré tus pinturas por el Real Alcázar, a ver si te sale algún encargo de retrato aúlico, un fresco para la capilla o lienzos de temática mitológica.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Carmensabes: pues me estás dando una idea. Quizás cuelgue fotografías de detalle para que podais observar el estado de deterioro del retablo. Es normal que no se vea, porque habitualmente no solemos acercarnos al presbiterio a ver mas de cerca estos pequeños tesoros del arte.

    Por cierto, veo que te has cambiado la fotografía del perfil. En ésta estás más reconocible.

    Un besazo Carmen

    ResponderEliminar
  24. Conozco la zona pero no la Iglesia de Navalmoral. Me parece muy interesante, sobre todo el retablo. Un tema pendiente a resolver cuando haga otra incursión por tierras "salamanquinas".
    Gracias por tu participación en mi blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Henar: jajaj, y yo antes de consultar sus libros de fábrica tampoco. Lo que pasa es que un día, leyendo el libro de la Ofrenda en honor a la Virgen del Castañar que se publicó con motivo de la coronación en el año 47, ví un dato que me llamó la atención. Decía que el antiguo retablo del santuario estaba en la iglesia de Navalmoral y me picó mucho la curiosidad. Ahora sabemos que sólo pertenece a ese antiguo retablo el sagrario, el resto ha desaparecido.

    Un besito y gracias por pasarte por el blog.

    ResponderEliminar
  26. Cayetano: bueno, he de decirte que el pueblo es muy pequeño y es normal que no hayas pasado por allí, porque a parte de esta pequeña iglesia y algún restaurante cercano donde se come un buen calderillo y tapitas de jamón de Guijuelo (entre otros) no tiene ningún edificio sobresaliente. Espero que cuando vengas por aquí esté la iglesia abierta (algo difícil de conseguir pues ya sabes que sólo la lucen en acontecimientos religiosos o llamando al vecino que tiene la llave)

    Un beso e idem

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no vamos a tener la iglesia abierta las 24horas del día
      se acaba de arreglar y restaurar el retablo
      pueden visitarlo los domingos a las 12 que es la misa

      Eliminar
  27. De verdad cada vez que leo una entrada tuya me quedo flipando, porque es todo tan completo tan resumido y tan ameno.

    Alucinante

    ResponderEliminar
  28. Gema: no me digas cosas tan bonitas que la que me quedo flipada soy yo, jejeje.

    Un besazo

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.