22 de diciembre de 2010

Títulos que concentraba el duque de Béjar don Manuel de Zúñiga, un niño al inicio de la regencia de Mariana de Austria


*A petición de Su Majestad Carlos II y su blog el Reinado de Carlos II y en conmemoración del nacimiento de la reina regente Mariana de Austria

Mientras en la corte se produce la muerte del rey Felipe IV y se inicia la regencia de la reina Mariana de Austria durante la minoría de edad de Carlos II, que tenía entonces 4 años, ostentaba el título de décimo duque de Béjar otro niño: Manuel de Zúñiga y Mendoza. Nacido en Béjar en 1657, cuando llega su señor y soberano Carlos II al trono Manuel tenía 8 años y sus señoríos se hallaban regentados por su madre Teresa Sarmiento de la Cerda, quien tuvo que hacerse cargo de ellos en 1660 a la muerte de su esposo Juan Manuel I. Si nos fijamos en las casualidades Manuel heredó los señoríos paternos con 3 años y Carlos II con 4, por lo que serán sus respectivas madres, Teresa y Mariana, quienes se tengan que poner manos a la obra para gobernar los destinos de sus familias. Las regencias de ambas coinciden en el tiempo, por los menos hasta la mayoría de edad de Manuel.

Escudo de la Casa de Zúñiga



Sin entrar aquí en la vida de Teresa Sarmiento de la Cerda, pues ya los hice en otras entradas de este mismo blog (aquí y aquí), ni tampoco en la del duque Manuel, cuya biografía será narrada en este blog más adelante, me gustaría desglosaros los dominios heredados por este niño de 8 años, cuya vida transcurría pacífica entre Béjar, Sevilla y Madrid, aprendiendo las disciplinas normales en un miembro de la alta nobleza castellana, disfrutando de la caza y de la montería, destacando entre los demás niños por su profunda religiosidad y soñando con batallas y hechos de armas.

El núcleo de los señoríos de la Casa de los Zúñiga se encontraba en la villa de Béjar (Salamanca), concedida por el rey Enrique III a Diego López de Zúñiga, Justicia Mayor del Reino de Castilla en 1396 a cambio de la de Frías. El documento que sella el acuerdo hace que el rey traspase estos dominios, antes pertenecientes a la corona, “para que vos el dicho Diego Lopez e vuestro herederos ansí descendientes con transversales, como particulares aiades e aian para siempre xamas por cosa vuestra propia e suia la dicha villa de Bexar con su castillo e fortaleza, con todas sus aldeas e terminos e con todos sus vezinos e moradores (…)”.


Castillo- palacio de los duques de Béjar

En 1476 su nieto Álvaro I consigue de los Reyes Católicos el título de duque de Béjar a pesar de haber defendido en la guerra civil a Juana la Beltraneja. Este mismo personaje concentraba en su persona los títulos de duque de Arévalo (Ávila, devuelto a la corona en 1469), conde de Ledesma (Salamanca, 1430), duque de Plasencia (Cáceres, 1480) y señor de Trujillo (Cáceres, devuelto a la Corona). El título de conde de Miranda del Castañar (Salamanca) y duque de Peñaranda de Duero habían sido desgajados del tronco principal y legados a un hermano de Álvaro I, Diego López de Zúñiga, produciéndose la partición de la Casa de Zúñiga en dos (duques de Béjar y condes de Miranda).

La plaza de Ayamonte había sido conquistada por Pedro de Zúñiga, padre de Alvaro I, en el siglo XIV y después el pequeño don Manuel lo heredaría con el título de marqués de Ayamonte (Huelva). De Álvaro I provendrían también los títulos de marqués de Gibraleón (Huelva, heredado de su madre Isabel de Guzmán y Ayala), conde de Bañares (La Rioja, 1478), además de señor de Capilla (Badajoz, comprada por Diego de Zúñiga en 1382), Burguillos del Cerro (Badajoz, 1393) Encinas, Olvera y Curiel de Duero (Valladolid).

En 1531 el ducado recayó en una mujer, Teresa de Zúñiga, casada con el conde de Belalcázar (Córdoba) y Vizconde de la puebla de Alcocer (Badajoz) Francisco Sotomayor y Portugal, cuyos títulos se vinieron a sumar a los que ya contaban los Zúñiga.


Escudo de los Zúñiga


De su tatarabuela Ana Hurtado de Mendoza, mujer del duque Francisco IV, e hija de los duques del Infantado, Manuel heredará los títulos de duque de Mandas y Villanueva, además del de marqués de Terranova (Cerdeña en Italia).

A estos títulos habría que añadir el de marqués de Valero (Salamanca) que en esos momentos ostentaba el hermano de Manuel, Baltasar de Zúñiga. Francisco IV lo había transformado en segundo mayorazgo de la casa ducal y solían heredarlos los hermanos varones nacidos en segundo lugar, al igual que el título de conde de Belálcázar lo lucían los hijos primogénitos que fuesen a heredar el título de duque en vida del padre (una especie de Príncipe de Asturias, para que nos entendamos).

Además el duque de Béjar solía ser nombrado por el rey Grande de España al menos desde Francisco III en 1601, como también después lo sería Manuel. Asimismo recibiría el título de Caballero de Real Orden del Toisón de Oro en 1668. Esta condecoración venía siendo recibida por los duques de Béjar desde el duque Alonso II.

Sin lugar a dudas la Casa de Béjar ocupaba un lugar predominante en la corte madrileña y se clasificaba entre los títulos con mayores propiedades y riquezas de toda la monarquía hispánica.

BIBLIOGRAFÍA:
MAJADA NEILA, J.L.: Historia de Béjar (1209- 1868). Béjar, 1998.
MUÑOZ GARCÍA, E.: Historia del Buen Duque don Manuel de Zúñiga. Béjar, 1976.
ROJO VEGA, A.: Documentos sobre los seis primeros duques de Béjar. Ed. Universidad de Valladolid, 2008.

25 comentarios:

  1. No cabe duda de que ocupaba un lugar predominante, madame: acaparar la grandeza de España y el Toison no era poca cosa, no. y tenían títulos para dar y tomar.

    Feliz tarde, madame, especialmente ajetreada en estas fechas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. En estas fiestas tan entrañables
    mis mejores deseos de paz y felicidad para ti y tus familiares.

    ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ya veo, Carmen, que eres la primera en echarte al ruedo en esto del encargo de Carolvs.
    La verdad es que el personaje que citas, el duque de Béjar, acumulaba en su haber una cantidad enorme de títulos, además de ser Grande de España, un honor reservado para unos cuantos privilegiados. Desde que fue creado ese título por los Reyes Católicos, la Casa de Béjar se ve por lo que cuentas que prosperó bastante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Que cantidad de titulos concentraba..... como siempre un trabajo excelente.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen:

    Gracias por tus comntarios en el blog.
    Me disculpa pero tuve un lapsus e iba a otro blog.....Los años ya sabes


    Felices Fiestas desde mi pequeño pueblo en Toledo.

    ResponderEliminar
  6. Carmen muchas gracias por la colaboración. Sin duda, era el buen duque don Manuel un grande entre grandes y uno de los señores más ricos y poderosos de la Monarquía...me ha interesado mucho la entrada y la explicación de la división de los Zúñiga, junto a los Guzmán una de las familias nobiliarias más importantes de Castilla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Sí que tenía títulos el pequeño, mira y no sabía que tuviera también títulos en la tierra donde nacií, Huelva: nada más que marqués de Ayamone y Marqués de Gibraleón. Coincidencias casi en edad con nuestro Carlos II. Recibe un cordial saludo y mis parabienes para el próximo año. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. A más títulos, más poder se concentraba en la familia, aunque a veces,habían reyes que cortaban por lo sano, por el temor de que se engrandeciesen más que el mismo rey. Interesantísima entrada, que me abre más los ojos en cuanto el poder que tuvo Bejar en esa época.
    Gracias por ENSEÑAR¡¡
    Un fuerte abrazo, Carmen

    ResponderEliminar
  9. Muy bien Carmen por ser la primera y enseñarnos esta historia de uno de los duques de Béjar, "quinto" de Carlos II.
    Un abrazo y saludos.

    ResponderEliminar
  10. Sabía de la importancia de este linaje, y veo que no tiene mucho que envidiar o otras casas como la de Alba o Infantado, ésta con la que veo tuvo parentesco (y sin saberlo cierto seguramente también con aquella)
    Te deseo, Carmen, mis mejores y sinceros deseos para tí y los tuyos en estas fiestas de Navidad. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Carmen me has creado una duda...A lo mejor estoy emparentada con la nobleza y no lo sabía jejjej...Y como también tiene títulos extremeños.
    No tendrián que nombrar todos cuando se presentara en algún sitio, o tener que escribirlo al firmar?...Menuda retahila.
    Un beso.
    Firmado. Laura Mendoza :))

    ResponderEliminar
  12. FELICES FIESTAS!!!! Que este nuevo año y los venideros, podamos seguir disfrutando de ti y de tu espacio. Besos mil!!!!

    ResponderEliminar
  13. Vaya...espero que en el correo no usara todos sus nombres o se arruinaría en escribanos de aquellos que hacían letra procesada que no entenderá Satanás como decía Don Quijote :)


    Besitos, Carmen

    ResponderEliminar
  14. Carmen,
    Interesante entrada e interesante la forma de enlazar la petición de Carolus sobre el aniversario del nacimiento de Mariana de Austria con el Duque de Béjar.
    Desconocía que el duque fuera Grande de España y que además tuvieran el título de Caballero de Real Orden del Toisón de Oro.
    Muchas gracias Carmen, un saludo :-)

    ResponderEliminar
  15. Carnen interesante entrada cuantos conocimientos que se va perdiendo con el pasar del tiempo te deseo unas Felices Navidades llena de Amor y Felicidad
    Un cordial saludo de…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  16. La historia de los Béjar es interesantísima. Desde los del final de la Edad Media los del XIX. Por cierto que el castillo de Belalcázar es uno de los más impresionantes que he visto. Creo recordar que conservaba un escudo de armas que seguramente sería de dicha Casa.

    Es una entrada espléndida.

    Saludos y Felices Pascuas.

    ResponderEliminar
  17. Hoy no tengo tiempo de leerte...
    Así que paso para dejarte, besicos miles querida tocaya.
    ...Y felicidades todos los días del año.

    ResponderEliminar
  18. Pasé por aquí a echar un ratito con tus cosas. Quiero aprovecharte, una feliz navidad. Te deseo lo mejor, para ti y para los tuyos.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  19. Hola Carmen:
    Te deseo una FELIZ NAVIDAD en compañía de los tuyos.
    Un abrazo.
    Jesús.

    ResponderEliminar
  20. Un pedigrí muy impresionante el que tenía este niño duque y una historia antiquísima la del ducado de Béjar. Me imagino que con los Alba, los Medinasidonia, Medinaceli, Osuna, Infantado y demás, formaría la flor y nata de la realeza española. Como siempre es un plaver visitar tu blog bejarano.

    Miles de abrazos navideños, Feliz nochebuena y navidad

    ResponderEliminar
  21. Antes de nada me gustaría desear a todos una Feliz Navidad.

    Como no tengo mucho tiempo hoy para contestaros a todos de uno en uno, me permitireis que haga una respuenta conjunta.

    En general he apreciado el gran interés que habeis demostrado por el ducado de Béjar y sus señoríos. No en vano Cervantes dedica su primera parte del Quijote a Alonso II y en ella se citan todos y cada uno de sus títulos. En general la Casa Zúñiga competía con familias tan importantes como las de Alba o Infantado como bien me habeis citado muchos de vosotros.

    Agradezco enormemente a Carolus por su invitación a participar en este homenaje, portunidad que nos sirve a todos para estrujarnos las meninges e investigar sobre el tema propuesto.

    Un abrazo y feliz noche

    ResponderEliminar
  22. Carmen, gracias por la entrada. Me ha servido para aclararme el origen de algunas de las posesiones ducales. Supongo que otras plazas importantes que se citan, como Ledesma, volverían a la corona al igual que Arévalo o Trujillo.

    Un abrazo y ¡¡Feliz día de Navidad a ti y a tus fieles!!

    ResponderEliminar
  23. Muy amplios los dominios de los Zúñiga de Béjar. El niño-duque tuvo más suerte que el rey-niño afortumadamente para él.

    Saludos, Carmen.

    ResponderEliminar
  24. Roberto: la elaboración de esta entrada no ha sido nada fácil, principalmente porque no se había tratado este tma de la manera propuesta. La bibliografía se centra en citar y desarrollar más o menos detallada cada uno de los duques de Béjar, sus hazañas y la labor que desempeñaron, pero no se paran en la cuestión de los títulos como tal o la forma en que llegaron apertenecer al ducado.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Dissortat: don Manuel no tuvo tanta suerte en su vida porque murio pornto en el campo de batalla. Sobre su vida estoy preparando un par de entradas para que le conozcais más a fondo.

    Saludos y gracias por comentar

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.