16 de enero de 2011

Pasado y presente de la fiesta de San Antón


*Estaré fuera a partir del martes de la semana que viene. Pero, antes de irme, quiero dejaros esta entrada dedicada a una de las tradiciones más populares de Béjar
. Hasta entonces seguiré pasando por vuestros blogs.


** Las fotos pertenecen al año pasado.


Autor: Carmen Cascón Matas
Publicado: Béjar en Madrid, nº 4.584, 22/01/2010.

La festividad de San Antonio Abad o San Antón se enraíza en la Historia de Béjar de tal modo que la celebramos año tras año sin saber muy bien de dónde procede. Es tradicional que después de la misa en la iglesia de Santa María se procesione al santo en carro hasta las murallas y, una vez allí, su párroco bendiga a los animales llevados por los allí congregados, para posteriormente degustar la mantelada y el chorizo típicos de ese día. Hasta ahí podemos leer. Que no nos pregunten de dónde viene tal celebración, ni por qué se hace en Béjar. La tradición se halla inmersa en las neblinas del tiempo, perdida en los avatares de los siglos y retomada hacia los años 70 gracias a la iniciativa de Ruperto Fraile Álvarez. Ahora la fiesta popular se mantiene impulsada por el Ayuntamiento, la parroquia de Santa María y la Asociación de Vecinos del barrio de la Antigua.

Apuntemos simplemente que en esta fiesta perviven símbolos de otras épocas, momentos en que los hombres vivían atados a la tierra, obsesionados de si llovía o no para que las cosechas les bastaran si quiera para comer al día siguiente. La pobreza campaba por doquier y no eran muchos los que podían presumir de poseer un terruño propio. Hombres, mujeres y niños malvivían en pequeñas casuchas de adobe y madera al calor de bueyes, burros, ovejas, vacas y cerdos.
 

Bendición de los animales en las murallas

 

De esa forma, aproximándonos a las formas de vida de nuestros antepasados, comprenderemos mejor la devoción que las gentes profesaban a San Antonio Abad, el Patrón de los Animales en otros tiempos. Si a Santa María de las Huertas se le rezaba por la abundancia de cosechas, a San Antón se hacía lo propio con el fin de que protegiese a los animales domésticos. Su culto tenía lugar en la iglesia de San Pedro (desaparecida), situada a extramuros de Béjar, al final de la calle que desemboca en la Puerta de San Antón (o de San Pedro), cuya espadaña se alzaba encaramada a la muralla para que las gentes escuchasen mejor el toque de campanas. La parroquia, pues la de San Pedro tenía el título de tal, contaba con un número de feligreses aproximado de 103 (se contaba por cabezas de familia) según consta en el Libro de Reducción Parroquial de 1568 (la de Santa María tenía sólo 74) que habitaban en un barrio desplegado en las proximidades del cerco defensivo. En el retablo principal de la iglesia se encontraba la imagen del santode bulto pintado y dorado con un libro y cayada en la mano”. No sabemos si es la misma talla que aún se conserva, pero al menos ésta vendría a sustituir a la que se cita en 1568.

La iglesia de San Pedro desaparecería con el tiempo debido a varios acontecimientos. Primero le arrebataron el título de parroquia, englobándose a la de Santa María con el proceso de Reducción Parroquial, a pesar de la resistencia de sus feligreses y de su párroco. En 1618, y durante la celebración de la fiesta de San Antonio Abad, se declaró un pavoroso incendio que destruyó el barrio de casas (unas 146) situado en las cercanías. A consecuencia de lo anterior se cerró la puerta de San Pedro y en 1722, su beneficio curado (rentas que permitían el sostenimiento de un cura propio exclusivo de la iglesia) se fusionó a los restantes que integraban Santa María por no existir feligreses suficientes que asistiesen a los cultos diarios y que sufragasen los gastos para mantener a un cura en propiedad.


El santo es llevado en carro por las calles

La muestra de que la iglesia de San Pedro debía de estar ya en franca ruina por entonces nos la da el hecho de que la cofradía de San Antón decida trasladar su talla al templo de Santiago y que costee un retablo de estilo de barroco situado al lado del evangelio, junto a la escalera de subida a la torre (se encontraba ya allí en un inventario fechado en 1756). Esto nos da pie a pensar que los bejaranos mantenían su devoción al santo, pues su culto no se arruinó como las paredes del templo que le daban cobijo. Hay varios hechos que nos lo evidencian. Por un lado, Martín Lázaro nos recuerda que en 1641 el Cabildo Eclesiástico y el consistorio bejarano acordaron mantener el día de su celebración. Y, por otro lado, en 1756 se conceden numerosas indulgencias a imágenes a las que se rinde culto en Béjar y entre ellas se encuentra la de San Antón.


El año pasado llovió y hubo que "modernizar" a San Antón


En cuanto a su festividad, era tradicional que, tras las celebraciones religiosas, se procesionara la imagen en una cabalgata que, partiendo de la también desaparecida iglesia de San Andrés situada al final de Barrio Neila, desembocaba en la iglesia de Santiago. No era, sin embargo, la única fecha en que se le rendía culto. Sin ir más lejos, el día del Corpus Christi los miembros de su cofradía portaban su imagen en una tradición, la de sacar a los santos de mayor devoción de Béjar en dicha procesión, que, esta vez sí, se ha perdido con el paso de los siglos.

FUENTES DOCUMENTALES Y BIBLIOGRAFÍA:
Archivo Parroquial de Santa María: “Inventario de alhajas, hornamentos y ropa de la yglesia de Santa María y de la de Santiago (1756)”. Documento suelto.
A.P. de Santa María: “Indulgencias concedidas en 1756”. Documento suelto.
A.P. de Santa María: Libro de Reducción Parroquial (1568).
CASCÓN MATAS, Mª C, DOMÍNGUEZ BLANCA, R y GONZÁLEZ HOYA, O: “La iglesia de San Pedro: datos para su historia”. Especial de Béjar en Madrid del 2007.
MARCOS CASQUERO, M: “La iglesia de Santiago o de la Antigua”. Artículo publicado en varios ejemplares del Semanario local Béjar en Madrid entre Agosto y Diciembre de 1970.
MARTÍN LÁZARO, A: “Datos históricos de la antigua parroquia de Santiago”. Semanario Béjar en Madrid, 1930.

51 comentarios:

  1. Una celebración curiosa y una relación especial la que se establecía entre animales y religión.
    Por un lado era necesario poner a los animales domésticos, sustento y ayuda para los modestos campesinos, bajo la protección del santo; por otro, era necesario acudir a otro personaje del santoral cuando la necesidad obligaba a sacrificar a alguno. De ahí el dicho popular: a cada cerdo le llega su san Martín.
    Muy moderna la imagen del santo con paraguas. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Mi regalo... tu 200!!
    Felicidades... de una extremeña.

    Si quieres saber algo más de una fiesta por San Antón... es La Encamisá en Navalvillar de Pela, provincia de Badajoz...

    Esta noche, en la noche de San Fulgencio.... ¡Viva San Fulgencio, Viva San Antón, Viva San Antonino y Viva el Chiquirrenino!

    ResponderEliminar
  3. Madame, ojala puedan seguir conservandose esas tradiciones hermosas, que sobreviven a incendios y siglos.

    La echaremos de menos por aquí. Espero que le cundan estos dias de ausencia, madame. Hasta pronto!

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. WOW!!!!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO BIPOLAR PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

    www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. En muchos pueblos de nuestra geografía hay fiestas relacionadas con los animales, como ésta de San Antón de Béjar. Lo mejor de todo, la mantecada y el chozirzo, y si hay excesos para el corazón y el colesterol, la solución es ... Danacol, Danacol. Un abrazo, Carmen y buen viaje.

    ResponderEliminar
  6. Es bonito que perviva la fiesta y el chorizo y la mantecada que den gratis me imagino ayuda a ello pero como todo ya no es lo que era antes los paisanos llevarían sus burros, mulas, caballos, bueyes, vacas, ovejas, cabras, etc, a bendecir; ahora perros, gatos y algún pajarito en jaula es como mucho lo que se verá.
    En mi pueblo también la hacemos pero na va más allá de llevar los animales a la puerta de la iglesia a bendecir.

    Un saludo y que lo pases bien en tu viaje.

    ResponderEliminar
  7. Cayetano: es una tradición muy ligada al campo y a otros tiempos y es curioso que se haya mantenido en un Béjar que ha sido primordialmente industrial durante 200 años. Bueno, es lógico teniendo en cuenta que la mayoría se dedicaba al textil mientras que otros seguían atados a la tierra.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Maricari: muchas gracias por pasearte por este blog, querida vecina. Ya sabes que Béjar pertenece a la provincia de Salamanca pero también tiene algo de extremeña (pertenecemos a la diócesis de Plasencia y somos vecinos). Muchos acontecimientos comunes están ligados directamente a tierras del sur, pues la divión provincial podríamos decir que es de antesdeayer (siglo XIX).

    Gracias por pasearte por este blog y por hacerte mi seguidora número doscientos. Ahora me paso por el tuyo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Madame Minuet: no se preocupe que no me voy a ir muy lejos. Cuestiones laborales, ya sabe. Pero ya verá cómo esta ausencia es cortísima, una semanita nada más.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Juan Carlos: muchas gracias por tue impresiones. No te preocupes que ahora mismo me paso por el tuyo también y te dejo mis opiniones.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Paco Hidalgo: sí, en el corazón de Madrid todavía se siguen bendiciendo a los animales. Creo que es una tradición general de toda España, auqneu en unos lugares se celebra más que en otros, dependiendo de la incidencia que haya tenido en la historia y las ganas de cada cual. Aquí tres colectivos se ponen de acuerdo: parroquia, ayuntamiento y asociación de vecinos.

    Esta tarde me voy a comer una mantelá con chorizo... ¡qué rico!

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Jose Eduardo: aquí se reunen todos en la iglesia y luego hay una romería hasta las murallas de Béjar. Allí el párroco de Santa María se sube en ellas y desde allí bendice a los bichos. Al santo le llevan en un carro tirado por burros, hay caballos y algunas veces hasta bueyes. Lo demás son pajarillos, gatos, perros, animales domésticos en generl y alguno de trapo, ejeje. Después a degustar la mantelá y el chorizo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Te esperamos mujer, que sin tus entradas falta algo, tus rescates historicos con fiestas donde los animalitos están presentes incluidos, son un placer siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Aunque conocía toda la historia me ha resultado ameno que nos la traigas aquí en conjunto y en un buen resumen de una de esas tradiciones que casi se pierden.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Son fiestas populares con mucha tradición en los pueblos de españa.

    Gracias por regalarnos de este modo la historia.

    Pasalo bien.

    besos

    ResponderEliminar
  16. La dependencia que el hombre tenía de los animales era fundamental en esos tiempos: le proporcionaban toda clase de alimentos, labraban la tierra con ellos, le servían para desplazarse, etc. Existía un vínculo muy fuerte. Hoy lo que queda es recuerdo de lo que fue en su día. Es bonito que aún se conserven estas tradiciones. Muy interesante tu entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Una costumbre muy tirna llevar las mascotas tan queridas para que las bendiga, Aquí también se celebra pero al ser Madrid tan grande no es una fiesta especialmente popular pero si tradicional.
    Me ha encantado ver al Santo con paraguas:)
    Que disfrutes de tu viaje,descanso, paseo y cuidate.
    Un beso Cármen

    ResponderEliminar
  18. Curiosa entrada. También en la Villa y Corte se bendice a los animales ese día. El caso es que, como en Béjar, ahora se bendice mayoritariamente a perros, gatos o canarios, mientras que en aquellos tiempos que citas debían abundar los asnos, bueyes, vacas o cerdos, animales que aseguraban la vida de sus dueños, bien por servir como alimento, bien por su esfuerzo para las labores del campo, por lo que había que rezar también por su buena salud.

    Siempre interesante que la mayor parte de los hechos destacados de Béjar se produjeran en tiempos de Felipe V y Fernando VI. Habría que investigar el bando que tomaron los Duques de Béjar durante el conflicto sucesorio, aunque así de primeras parece obvio que optaron por la Casa de Borbón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Una buena lección de antropología y de Historia la qus usted nos ha dado.

    En Jaén el día de san Antón se celebra con grandes hogueras por las calles.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  20. Pues igual que en Béjar se hace una procesión con el santo en un carro de bueyes y se bendicen los animales como en Madrid, en Navalvillar de Pela(Badajoz) es la Encamisá y en Jaen se hacen las hogueras.... en Barcelona (barrio de Sant Antonio y del Paralelo) y en muchos lugares de Cataluña se hace la fieta dels Tres Tombs: los animales (sobre todo caballos y burros engalanados o tirando de un carro desde el que se lanzan caramelos) dan tres vueltas a la iglesia correspondiente donde son bendecidos en su puerta.

    Desde el solsticio de invierno, la mayoría de las fiestas (probablemente de origen precristiano)estan encaminadas a proteger y despertar la naturaleza. Así unas están ligadas a la luz (Navidad, Noche Vieja, Santa Lucía o Las Candelas) otras a cambiar el orden establecido (Santa Águeda o Carnaval) y otras a hacer ruido o apalear la naturaleza para que despierte como hacer Cagar el Tió (un tronco al que previamente se ha alimentado para que el 24 de diciembre cague regalos y turrones) en Cataluña o la Endiablada de Almonacid del Marquesado (Cuenca)por San Blas o la Tamborrada de San Sebastián.

    Me ha encantado tanto la documentación como las fotos o la explicación que das de la fiesta en Béjar, donde veo que habéis sabido mantener muchísimas tradiciones para ser una ciudad.

    Por cierto, que es la mantelá?

    ResponderEliminar
  21. También en Valencia se celebra esta fiesta, que popularmente es conocida como la de San Antoni del Porquet, un antiquísimo desfile de animales para su bendición y como en Jaén también hay hogueras, lo que no es en absoluto novedoso por estos pagos.
    Espero que tu ausencia no sea muy prolongada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Espero que no tardes mucho en volver, Carmen y que disfrutes de estos días. Me ha gustado mucho el post, sobre todo el san Antón con paraguas de pastor :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa no te vayas muy lejos, pero disfruta y pásatelo bien.
    Bss

    ResponderEliminar
  24. Por lo que leo y veo, tiene gran arraigo y devoción, aunque yo no sea asíduo de estas fiestas, ya que tenemos alergia a los gatos,je,je,je aunque aquí, también se reúne bastante gente en las puertas del asilo del San Antón.
    Un abrazo Carmen

    ResponderEliminar
  25. ¡Bonita forma de celebrar el santo del día!
    Te echaremos de menos y desde ya te estamos esperando. Que lo disfrutes.

    ResponderEliminar
  26. Esta fiesta la vi un año y me gustó mucho.Que te vaya bien en tu viaje.
    Yo me comeré hoy la mantelá.
    Un beso.

    Pd.Espero que veas antes de irte el correo que te he mandado.

    ResponderEliminar
  27. ¡Encantador San Antón con paraguas!
    Como bien dices, el patrón de los animales domésticos es venerado en muchos pueblos de pasado ganadero, aunque fuese a escala de subsistencia. Los orígenes se pierden, pero la tradición era muy lógica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Qué bonitas tradiciones, recuerdo que mi abuelo me decía que siempre en la fiesta de San Antón se engalanaban las mulas, se le daba comida especial a las gallinas etc.. etc... y todo el mundo se juntaba en la plaza , se hacía una comida comunitaria a base de los ya conocidos productos de pueblo chorizos, garbanzos, migas, etc...

    Y hablando de San Antón, hay un pueblo de Toledo que se llama Madridejos "Donde en San Antón era costumbre que alguna persona ofrecía por algún favor recibido de San Antón, el comprar un cochinillo pequeño, que tras ponerle en el cuello una cinta de color, el la cual iba metida una campanilla, le soltaba en la calle a que se buscara su alimentación diaria por su cuenta. No tenía que trabajar mucho para ganarse la comida, pues se ponía a caminar por las calles del pueblo, que al ruido de la campanilla, cualquier vecino, enseguida le sacaban a la calle el sustento".

    Espero me disculpe por haber metido esta enécdota de otro pueblo en su blog de Béjar, pero me pareció entrañable a la par que curiosa. Si quiere saber más le recomiendo esta entretenida lectura en http://www.madridejos.net/sananton.htm

    Muchas gracias por su entrada, ojalá que estas y otras antiguas tradiciones no se pierdan nunca y se sigan transmitiendo de generación en generación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Menos mal que no hubo racha de viento que elevara al santo por los cielos al estilo Mary Poppins, hubiese sido todo un espectáculo jejejeje.

    Saludos y que lo pases bien!!

    ResponderEliminar
  30. Qué bonita entrada amiga, digna de tan excelente cronista de tu querida y bella Béjar.
    Felicidades por el blog.
    Me gusta saber de nuestras tradiciones y costumbres.
    Gracias por compartir.
    La foto del santo con paraguas, me ha encantado, jeje...
    Besitos y hasta la vuelta.
    Carmendy

    ResponderEliminar
  31. La fotografía de San Antón con paraguas es de antología.
    Tendré que apuntar la festividad en mi agenda, que si hay degustación de chorizos la cosa promete.
    La verdad es que hay mucho mamífero bípedo y antropomorfo que tendríamos que llevar a San Antón, a ver si se produce un milagro y se desasnan.

    ResponderEliminar
  32. Me llama la atención esta celebración.

    La tradición a veces toma formas curiosas y quizás esta sea una de ellas.
    Pienso como Madame minuet que ojala siempre se conserven.

    Espero que estos días sean agradables y fructíferos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Una de las fiestas más tradicionales y entrañables de toda España... raro es el lugar donde no se celebra...además ya se sabe que Hasta San Antón Pascuas son... todo sea por alargar la fiesta...

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Si San Antón tuviera también el patronagzo de los animales de dos patas, el pobre no daría abasto... Disfruta mucho, querida amiga.

    ResponderEliminar
  35. Una tradición ésta que pervive en muchos pueblos y ciudades de España.
    En Murcia todavía se celebra en la pequeña Ermita de S. Antón (antes extramuros y ahora casi en el centro de la ciudad).

    Me encanta ver a San Antón con paraguas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  36. Un fin de semana más me tienes paseando entre tus cosas. Siempre geniales. Buen weekend.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Extrordinario ambiente el que rezuma el texto, Carmen.
    A veces son los nobles animales los que deberían bendecir a algunos humanos y maldecir a otros. Sí, es verdad, esa relación tan estrecha entre la tierra, el hombre y los animales de los que y con los que convivía está muy bien reflejada. Y como dice aspi la foto del santo con el paraguas... im-presionante. saludos

    ResponderEliminar
  38. He disfrutado mucho con esta entrada, la fiesta de san Antón me trae recuerdos muy entrañable, a mi abuela le encantaba y todos los años engalanaba a nuestra perrita milanesa para que mi hermano y yo la llevasemos a bendecir y lo haciamos con mucha ilusión no por el prémio si no por el cariño que nos transmitieron por esta tradición.
    Me gusta saber que se sigue celebrando, es una fiesta deliciosa y amable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  39. carmen, tienes un premio en la Luz Lunática.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Una tradición preciosa, te esperaaremos estes dias mientras estes fuera.

    Muchos Besos Carmen :)

    ResponderEliminar
  41. mi opinion es que en aquel dia tan especial tuvo de ser muy bueno y lleno de alegria un saludo

    ResponderEliminar
  42. el dia de san anton estuvo muy chulo y fue mui bonito k guapa stass

    ResponderEliminar
  43. EL DIA DE SAN ANTON QUE BONITO QUE WAPA.

    ResponderEliminar
  44. la verdad es que el día de san antón fue muy bonito y divertido además despues dieron un vino y un pequeño hornazo.

    ResponderEliminar
  45. Hola Carmen, saludos desde el María Auxiliadora

    ResponderEliminar
  46. el dia de san anton es unafiesta tradicional de bejar enla que se bendice a los animales y me parece bien muy bien

    ResponderEliminar
  47. somos de bejar y nos parecemuy bien latracidicion de san anton es muy diber

    ResponderEliminar
  48. hola yo vivo en nueva york y muy super cool y tambien e ido a bejar i es muy chulo solo fui de visita pero solo unos dias y fui porque tengo family alli me encanto bejar xaooooooooooooooooooooooooooooooooo bay bay

    ResponderEliminar
  49. hola vivo en nueva york y es super cool me encanta béjar allí vive mi family y me encanta esquiar en la covatilla un besote xaoooooooooooooooooooooooo
    bay bay

    ResponderEliminar
  50. ahiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii que buenas son las roscas de san anton me comi una y estaban buenas y luego me pase

    ResponderEliminar
  51. Hola a todos. Ya estoy de vuelta y enseguida me pondré al día con vuestras publicaciones.

    Gracias por los comentarios, sobre tdo a los alumnos del María Auxiliadora que sé que seguís esta página desde el día de ayer. Espero que os guste mi blog.

    Abrazos para tod@s

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.