4 de mayo de 2015

Ecos de Béjar en Chile (5ª Parte)



 Autor: Jorge Zúñiga Rodríguez


      Según Diego de Azqueta, vicepresidente de la Sociedad Geográfica Española, "A finales del siglo XVIII más de tres cuartas partes del actual territorio de los actuales Estados Unidos era español" (La Huella de España en los Estados Unidos, 2014). Esta gran extensión comprendía el estado de Texas (Tejas), en medio de la cual se encuentra el Condado de Bexar (Béjar) cuya capital es la ciudad de San Antonio (San Antonio de Valero), nombres los dos últimos que aluden directamente al virrey de Nueva España, México, Baltasar de Zúñiga y Guzmán tratado anteriormente.


Misión San Antonio de Valero, El Álamo, en la ciudad de San Antonio, Texas

       El nombre del condado estadounidense proviene de la expedición que el referido virrey encargó a un grupo de franciscanos liderados por fray Antonio de Olivares, para explorar el territorio de Texas desde el río Colorado hasta más allá del río Grande con el fin de establecer familias de colonos españoles y con base en un fuerte, alrededor del cual se formó la Villa de Bexar, o Béjar, asentamiento civil llamado así en honor del padre del virrey, el IX duque de Béjar. En el fuerte-presidio, hoy reconstruido en el centro histórico de la capital del Condado (ver art. ant.) se guardaría un retrato del virrey y su partida de bautismo. 


      San Antonio de Valero, hoy El Álamo, es una antigua construcción misional llamada de esta manera por el título de marqués de Valero que ostentaba el virrey Baltasar de Zúñiga, y que junto con el fuerte dio origen al núcleo fundacional de la actual ciudad de San Antonio, capital del Condado de Bexar en Texas. El Álamo, escenario de la famosa batalla de 1836 tantas veces llevada a la gran pantalla , representa un hito en la revolución texana pues enfrentó por vez primera a México y a los rebeldes independentistas texanos apoyados por los estadounidenses


Mapa de Texas con el Condado de Bexar (Béjar), en los EE. UU de Norteamérica



       En la zona se construyó también la Acequia Madre de Valero, primer canal de regadío y agua potable de Texas, de seis millas de largo y piedra caliza, que daría origen más tarde a un extenso sistema de conducción de las aguas del río San Antonio a través de canales, presas y compuertas, sirviendo a los habitantes del lugar hasta fines del siglo XIX.  Reconstruida en 1968, se encontraron varias secciones de la acequia original, que fundamentan la posibilidad de postular la misión de San Antonio de Valero a Sitio de Patrimonio Histórico de la Humanidad.


 Tramos de la antigua y de la moderna Acequia Madre de Valero

Continuará

26 comentarios:

  1. Me gusta que hayas empezado la entrada con esa referencia a la "españolidad" de los EEUU, ya que como dices, los mismos son un país en el que el 85% de su territorio perteneció a la Corona de España hasta entrado el siglo XIX (Tejas, California, Arizona, Nuevo Mexico, Florida, Luisiana, Nevada, Oregón, Utah, Colorado, Oklahoma, Kansas, etc, etc). Sólo la anglófana costa este, una pequeña franja costera de terreno, dedicada al cultivo del tabaco y algodón con una economía esclavista escapaba al dominio del Rey de España. Esta situación comenzó a cambiar tras el declive del poder colonial español en América y con la guerra de EEUU contra el Gran México (1846-1849) que arrebató a éste último miles de kms2 de territorio...posteriormente esa Conquista del Oeste de las películas no era sino un re-descubrimiento de terrritorios que durante siglos habían pertenecido a España y que tras las guerras y el abandono hispano quedaban en tierra de nadie. Los fuertes y ciudades dedicadas al Marqués de Valero no son sino una muestra más de todos esto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. El mundo es pequeño. Mejor no deber dinero a nadie que seguro te lo encuentras, aunque te vayas a Texas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Curioso viajar a Texas y encontrarse con Bexar. No sería el primer sitio donde se me ocurriría buscarlo!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Es curioso que exista un condado de Bexar en Texas. Los ciudadanos de Béjar estaban por todas partes.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es curioso que exista un condado de Bexar en Texas. Los ciudadanos de Béjar estaban por todas partes.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. En esta ocasión, Carmen, prefiero no entrar en materia pues vienen a mi recuerdo etapas de la historia, esa que ahora ya no se enseña y que siguieron a lo que aquí se menciona, que pueden retorcerme las tripas y calentarme la boca hasta el punto de crear un conflicto diplomático internacional si expongo mi opinión sobre los comportamientos rastreros y traicioneros que dieron lugar al imperio de los Estados Unidos de Centronorteamérica.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Carmen Estupenda información gracias por su visita Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen: He estado en El Álamo, Texas y siempre pensé que tenía relación con el pueblo del mismo nombre de Madrid. Los "tentáculos" de Béjar son largos :D

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Cómo muchas otras ciudades españolas, la notoriedad de Béjar, dio lugar a que otra ciudad el condado de Texas, recibiera el nombre de Béjar en recuerdo de esta ciudad.....ocasión que debe ser aprovechada para establecer un hermanamiento entre ambas ciudades.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. En cuanto a la ciudad de San Antonio.-Se dice que fue poblada por un grupo de familias procedentes de las Islas Canarias, como una veintena de familias.Obligados por la Corona Española a la emigración mediante el "tributo o impuesto de sangre"y casi todos eran procedentes de Fuerteventura y Lanzarote".

    Béjar o Bexar ha dejado huella por donde han pasado.-El autor de esta entrada también es pariente de los aquí citados?

    Un abrazo feliz semana Carmen .Nos leemos..

    Un lugar con mucha historia






    No cabe duda que la Nueva España dejo bastante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Bertha, y a mucha honra mi familia paterna desciende de dos ramas de la Casa de Zúñiga. Se practicó bastante la endogamia. Otro motivo de orgullo es que en ciertas ocasiones tanto el linaje como el apellido se transmitieron por línea de vientre o femenina (Sancha de Stúñiga, Teresa de Zúñiga, etc.,) Mi interés en este estudio no es resucitar títulos pasados (mis hijos se ríen y dicen: ¡Y qué nos pasó, papá!) sino contrastar fenotipos intergeneracionales aprovechando la amplia información que hoy existe al respecto y que incluye también una apreciable iconografía. Créame que me he llevado no pocas sorpresas. Atte., JZR.

      Eliminar
  11. ...se me ha quedado parte del comentario a su libre albedrío;))

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo que en un viaje tomamos una foto del mapa de los Estados Unidos y como dice Carolvs II cubría del este al oeste la parte sur los territorios ocupados por España, bien debía de ser el 85 %, impresionante cuando uno se lo imagina.
    He ido a mirar la foto y como digo de nuevo impresionante verlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Decían nuestros mayores que en el Imperio español no se ponía el sol y en verdad que era así. Tu buena documentación de la historia es magnifica Carmen. Gracias por enseñarnos tanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Ñocolebolo (ant.) Atte., JZR.

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante esta segunda parte acerca de Baltasar de Zúñiga y Guzmán que me ha tenido un rato largo enganchado a la genealogía de los Zúñiga, genealogías como todas las de Castilla imposibles de seguir para nosotros los profanos en casas nobiliarias. Un estupendo artículo. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante esta segunda parte acerca de Baltasar de Zúñiga y Guzmán que me ha tenido un rato largo enganchado a la genealogía de los Zúñiga, genealogías como todas las de Castilla imposibles de seguir para nosotros los profanos en casas nobiliarias. Un estupendo artículo. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Ahora comprendo que Béjar nunca se te quede pequeña. Está por todas partes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Lo que menos podía imaginar es que en Tejas hubiese un condado llamado Béjar. Muy interesante esta entrada. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Los dominios del imperio español han sido inmensos, no es de extrañar que se crease esa Villa de Bexar y ese condado del mismo nombre, en Texas.
    La historia y el arte de Béjar, no entiende de distancias.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  20. Carmen, el pueblo lo encontré por casualidad, se trata de Macharaviaya . La prosperidad la trajo la familia Gálvez, alguno de sus miembro fue ministro de Carlos III y otro fue gobernador de Méjico, además de otros. A ver si nos regalas una entrada con sobre este lugar. Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Carmen, esta nota histórica es magnífica para Béjar. El Álamo es uno de los lugares tenidos por cuna de los Estados Unidos y para ellos es muy respetado. La puerta que abre esta entrada da para mucho y desde aquí felicidades a su autor .
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Carmen, no tenía ni idea, y me parece más que curioso el hecho de que tan lejos exista una localidad con el mismo nombre. Muy buen reportaje amiga. Un beso y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  23. Quién iba a pensar que el nombre de Béjar, podía encontrar tan lejos.
    Interesante.
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Vuelvo para agradecer tu comentario en mi espacio, en un día tan importante para mí, es gratificante recibir apoyo y cariño.
    Abrazos y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.