19 de diciembre de 2016

El Brujo Torralba y el Duque de Béjar



 Autor: Jorge Zúñiga Rodríguez

       Eugenio de Torralba nació en Cuenca en 1485 y se le recuerda como el mago más célebre de todo el Renacimiento español (Joaquín Moreno Pedrosa, Universidad de Sevilla). De sus andanzas por Europa y de los hechos extraordinarios que realizó, dan cuenta varios autores (Luis Zapata de Chaves en Carlo Famoso, 1566; Ramón de Campoamor en El Licenciado Torralba, poema, 1887; Julio Caro Baroja en Vidas Mágicas e Inquisición, 1992) fundamentándose en lo que él mismo declaró al Santo Oficio en el proceso que se le siguió entre 1527 y 1531 en su ciudad natal.  

Cuenca (foto hotelexecuenca.com)

       A Torralba lo evoca Miguel de Cervantes en el capítulo 41 de la segunda parte de El Quijote, con motivo de la aventura del caballero y su escudero sobre Clavileño, el fantástico caballo de madera: -No hagas tal, respondió don Quijote, y acuérdate del verdadero cuento del licenciado Torralba, a quien llevaron los diablos en volandas por el aire caballero en una caña, cerrados los ojos, y en doce horas (la mayoría de los relatos fija el trayecto en una hora) llegó a Roma, y se apeó en Torre de Nona, que es una calle de la ciudad, y vio todo el fracaso y asalto y muerte de Borbón, y por la mañana ya estaba de vuelta en Madrid, donde dio cuenta de todo lo que había visto; el cual asimismo dijo que cuando iba por el aire le mandó el diablo que abriese los ojos, y los abrió y se vio tan cerca, a su parecer, del cuerno de la luna, que la pudiera asir con la mano, y que no osó mirar a la tierra por no desvanecerse (ed. Silvia Iriso y Gonzalo Pontón, 1998.
 
Quijote y Sancho sobre Clavileño, Gustave Doré, 1863

       Se refería Cervantes al viaje de casi dos mil kilómetros que habría realizado Torralba partiendo desde Valladolid, periplo graficado modernamente en tiempos de automóvil y avión en el artículo El Doctor Torralba y el Duende Zequiel, del blog vallisoletano enbuenalid, 28 de noviembre 2014:  

Distancia y horas de recorrido actuales entre Valladolid y Roma (enbuenalid blogspot)


         La relación de Torralba con el II duque de Béjar, Álvaro de Zúñiga y Pérez de Guzmán, la explicitan también varios autores, entre ellos el apóstata riojano Juan Antonio Llorente en su Histoire Critique de l´Inquisition espagnole, 1817-18: Habiéndose verificado en España la muerte del Rey católico, anunció Zequiel a Torralba que su patria tendría guerras civiles. Torralba lo dijo al cardenal Volterra y al duque de Béjar, residente por entonces en Roma. Este lo escribió al cardenal Jiménez de Cisneros, gobernador del reino (Castilla), y no tardó mucho en verificarse la guerra de comunidades.       

Edición española 2002 de Histoire Critique de l´Inquisition espagnole, de Llorente

        Después, en el año de 1525 (op. cit.), le dijo su ángel que haría bien en volver a España… El doctor comunicó la especie al duque de Béjar y a don Esteban Manuel (Gabriel en otros; era santistebeño) Merino, arzobispo de Bari,… y estos señores le proporcionaron con su influjo la gracia que con efecto logró en el año inmediato.

 Sepulcro de Esteban Merino en la iglesia  
Santa María de Montserrat de los Españoles, Roma

      La causa del proceso inquisitorial contra Torralba la expone así Fernando Garrido Tortosa en su Historia de las Persecuciones Políticas y Religiosas Ocurridas en Europa desde la Edad Media hasta Nuestros Días, Barcelona 1866: El delator fue su amigo don Diego de Zúñiga (pariente que acompañaba al duque de Béjar en Roma, según Garrido más arriba), quien, como la mayor parte de los nobles de su época, después de ser en su juventud un calavera y algo peor, concluyó por ser fanático y supersticioso. Hizo confesión general don Diego con un fraile misionero apostólico, y no contento con confesar todos sus pecados, le dijo al confesor los de todas las personas que conocía, sacrificando así las vidas, honras y haciendas de sus prójimos, porque el fraile confesor a su turno debía delatar a la Inquisición las herejías que llegaban a su noticia (Libro VI, cap. 3)    

Edición moderna de la obra de Garrido, dedicada a los intolerantes de todos los partidos y creencias, que le valió la excomunión del obispo de Barcelona

       No salió mal parado sin embargo el brujo Torralba del proceso inquisitorial, porque como manifiesta Garrido la protección de la corte y de amigos del Inquisidor General contrastó la blanda conducta que con él tuvo la Inquisición con la crueldad con que siempre trató los casos de brujería. Que él era un farsante embaucador parece cosa evidente, y la impunidad que obtuvo es una prueba más de que aquel tribunal, si algunas veces servía contra los malvados, en otras guardaba todos sus rigores para las gentes sencillas que creían de buena fe.

El doctor Torralba, ilustración del blog enbuenalid

       La actividad del mago conquense en Roma corresponde al período de conflictos entre Carlos V y el papado, que terminó con el saqueo de Roma (Sacco di Roma), y sobre la presencia allí del duque de Béjar, hay que tomar en cuenta que este integraba el Consejo de Estado del emperador, compuesto por españoles, holandeses e italianos, y podía reunirse en diversas ciudades del imperio. En cuanto a Eugenio de Torralba, desapareció de la escena después de reconciliarse con el Santo Oficio.  

20 comentarios:

  1. Muchas gracias Carmen por pasar por mi blog cuando yo no puedo casi hacer nada.
    Sigo delicada de salud, por eso solo paso para desearte unas felices Navidades.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. O sea que Diego de Zúñiga, en relación con su amigo mago, tuvo un comportamiento muy parecido al de Elia Kazan durante la "caza de brujas" del senador Mc Carthy: confesarse a la vez que acusar a sus conocidos para evitar un posible castigo u obtener el pleno perdón de sus pecados, en este caso por parte del vigilante Tribunal del Santo Oficio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el dato. Me informé en la red sobre Kazán y resultó muy interesante. JZR.

      Eliminar
  3. Bueno, no tanta impunidad.¿No es cierto que pasó un año en la cárcel? Corregidme si me equivoco.

    ResponderEliminar
  4. Sí que tenía mérito viajar en ese tiempo a tantos kms.

    Aprovecho mi visita a tu blog para desearte mis mejopres deseos en estas fiestas de navidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Para Carmen, equipo, lectores y comentaristas de Pinceladas de Historia Bejarana, una feliz Navidad desde Santiago de Chile (10.693,19 kms SO, recado para el brujo Torrealba) Muy atte., JZR.

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmen, como siempre me sorprendes con tantas historias y más la de hoy.
    Aprovecho para dejarte mis mejores deseos para ti y los tuyos de felicidad, que disfrutéis en estas fiestas tan entrañables con salud y buenas cosas.
    ¡FELIZ NAVIDAD!, Besos

    ResponderEliminar
  7. Carmen, este Nuevo Año va a estar lleno de felicidad, seguro. En Enero, en Febrero, etc,

    Recibe un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  8. La ley del embudo: de verdad, que este caballero cayó de pie ante este Tribunal Inquisidor.

    ¡FELIZ NAVIDAD!

    Y, que este Nuevo Año que ya esta casi en puertas, nos sigas deleitando con tus entradas.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pues no ha cambiado nada con el paso del tiempo, seguimos igual que hace siglos, aquí el que no tiene amigos a la hoguera y los malvados campando a sus anchas. Lo vemos cada día.
    Un abrazo,Carmen.

    ResponderEliminar
  10. Hola Carmen:
    Como siempre interesante. Nunca termina mi asombro sobre Béjar y los bejaranos.
    Espero de todo corazón que tengas una Navidad bien chévere.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Olá Carmen.
    Uma excelente postagem. Parabéns
    Desejo-te um Feliz Nata e Ano Novo.
    Abraços.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  12. Carmen gracias por su felicitación.
    Que pase unas Felices Navidades, en unión de tus seres queridos y amigos Saludos

    ResponderEliminar
  13. Pues el vuelo Valladolid - Roma a bordo de una caña se hacía a una respetable velocidad para la época.

    Pero dejando al mago Torralba con sus cosas paso a desearte una feliz Navidad a ti y a todos los tuyos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. “La Navidad es la temporada para encender el fuego de la hospitalidad en el salón, y la genial llama de la caridad en el corazón“ Washington Irving
    Feliz Navidad y mi cariño. Volveré en el 2017 superando este parón. Gracias por estar siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Sólo vengo a desearte una muy FELIZ NAVIDAD en compañía de familiares y amigos.
    Como te habrás dado cuenta, ando muy liada y apenas me queda tiempo para nada, tengo el blog abandonado.
    Pero como de lo que no me olvido es de todos vosotros, que me habéis acompañado y animado a lo largo de todo el año, por eso aquí estoy para dejarte un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar

  16. Como siempre, muy interesante.

    un abrazo Carmen, y felices fiestas para ti y los tuyos.

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  17. Siempre se aprende algo aquí.
    Te deseo una buena Navidad Carmen. Felices fiestas.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Carmen espero que lo que resta de navidad lo disfrutes y que el próximo año sigas haciéndonos disfrutar de tus comentarios. Y el te sea mejor que en que vamos a terminar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Carmen, perdona mi ignorancia pero desconocía toda la historia sobre Bejar y sus aledaños, cada entrada tuya me sorprende con todo lo que pasó en esa zona. Cuanta gente ilustre pisó por sus caminos y dejando huella firme.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.