15 de julio de 2014

Pequeña biografía de un Ministro de Hacienda nacido en Béjar: José Sánchez Ocaña (1798- 1887) (6ª Parte y final)



Autora: Carmen Cascón Matas
Publicado: Revista de Ferias y Fiestas de la Cámara de Comercio, 2012.


IV.        Ministro por dos veces (1858- 1868)


            En 1855 José Sánchez Ocaña publica en Madrid, en la imprenta de Tejado, Reseña Histórica sobre el estado de la Hacienda y del Tesoro público en España durante la administración progresista y moderada [1], un compendio de los problemas de la deuda española y de sus posibles soluciones. Bravo Murillo dijo que «en el año 1855 publicó mi amigo el Sr. D. José Sánchez Ocaña la Reseña Histórica sobre el estado de la Hacienda y del Tesoro público en España durante la administración progresista y moderada, y en esa excelente producción se halla expuesta con exactitud y con entera verdad, al paso que con más extensión que las demás, la gestión de aquella administración económica, manifestando de una manera muy clara y perceptible sus resultados.»[2].

 General Narváez, líder del moderantismo


            Un año más tarde, y con el partido moderado en el poder, Narváez le nombra Director General de la Deuda Española [3] y el 14 de enero de 1858 es designado Ministro de Hacienda [4] en el gobierno de Javier Istúriz. Su cometido se centraba en reducir la deuda estatal, lastradora de la economía, y dar marcha atrás con respecto a las medidas progresistas impuestas entre 1854 y 1856. Entre sus logros destacables se encuentra el intento de implantación de un Banco de Crédito Agrícola por primera vez en España, idea inspirada por el marqués de Salamanca [5], la exigencia de que cada departamento ministerial hiciese un informe preciso de los presupuestos [6] y la devolución de bienes enajenados al clero secular y en manos del estado desde 1855 [7]. Pero no hay luces sin sombras. Aprovechando su cargo implantó otras medidas claramente nepotistas, como que el Ministro podría nombrar cargos dentro de su cartera unilateralmente [8] o que los trabajadores del Resguardo General de Salinas quedaban bajo su potestad, con el libre albedrío de contratar o decidir sobre sueldos y jubilaciones [9]. Mientras se mantuvo en el cargo no se olvidó de Béjar, gestionando a petición del consistorio las obras del camino hacia Ávila y el establecimiento de un puesto militar en la ciudad [10], misión que no dejó al margen cuando el 30 de junio cayó el gobierno moderado por desgaste y con él Sánchez Ocaña [11]. Su economía, empero, estaba asegurada en el futuro: percibirá 40.000 reales como pensión vitalicia por sus servicios al estado [12]

 Francisco Javier de Istúriz

            Cuando vuelve el moderantismo y Narváez al poder en 1863, sale a escena de nuevo: primero como diputado electo por Salamanca, después en 1864 como Senador por Ciudad Real [13], en 1866 como Presidente de la Sección del Consejo de Estado y del 10 de febrero al 23 de abril de 1868 vuelve a ocupar el sillón del Ministerio de Hacienda [14]. La muerte del líder moderado hizo caer al gobierno y facilitó la llegada de la revolución progresista de 1868. No sabemos qué pensaría el recién depuesto ministro al ver cómo su villa natal, elevada a ciudad por su mano, se destacaba en los acontecimientos que provocaron el derrocamiento de Isabel II y su destierro. Desconocemos también el paradero de don José en estos años. Garci- Mar apunta la posibilidad de que se refugiase en Béjar, en casa de su hermana Teresa (desde la que parte precisamente la calle que lleva su nombre, en el número 2), pero me parece improbable por el riesgo que podía implicar en su persona. Sánchez Ocaña desaparece durante estos años.

 Antonio Cánovas del Castillo, líder del Partido Conservador

           
V.                 Hacia el fin (1868- 1887)


            Empero la carrera política de José no había concluido. Tras el Sexenio Revolucionario (1868- 1874), se produjo la restauración monárquica en la persona de Alfonso XII, hijo de Isabel II, y el inicio de una época de estabilidad política denominada precisamente Restauración (1875- 1902), caracterizada por la alternancia pacífica del partido conservador (aglutinante de los moderados y otras fuerzas políticas) y del liberal (con los progresistas, entre otros) en el poder. Cánovas del Castillo, líder conservador, concede en 1876 a Sánchez Ocaña una pensión de jubilación por valor de 10.000 pesetas y le nombra senador por Salamanca y Ciudad Real. Dos años más tarde le asciende a senador vitalicio [15]. Era hora de retirar con dignidad a las viejas glorias del partido. El día 27 de febrero de 1887 José Sánchez Ocaña muere a los 89 años de edad y es enterrado en el cementerio de San Isidro de Madrid [16]. De su memoria apenas queda una calle en su lugar de nacimiento y un lienzo, testigo mudo de una gloria pasada.



[1] Esta obra es de nuevo publicada en el manual de Historia Contemporánea de Vilar y Vilar La primera Revolución Industrial española, Barcelona 1998. El trabajo de Sánchez Ocaña es utilizada en numerosas ocasiones en secundaria para extraer textos que sirven como comentarios de texto sobre la economía española del s. XIX.

[2] BRAVO MURILLO, J.: Opúsculos, vol. V, Madrid, 1865, p. 55. A lo largo de la obra el autor hace referencia a la obra de Sánchez Ocaña en numerosas ocasiones.

[3] MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA (Ed): Ministros de Hacienda… ob. cit., p. 222.

[4] Ibidem, p. 222. y http://www.senado.es/cgibin/BRSCGI?CMD=VERDOC&BASE=HISE&DOCN=000002677. En la sesión de 19 de enero el ayuntamiento acordó el envío de una comisión a Madrid para felicitarle por el nombramiento. A. M. B: Libro de Actas de sesiones de 1858 (Sign. 1622, f. 7v).

[5] LACOMBA, J.A.:“En torno al crédito agrario: el temprano proyecto de creación de bancos hipotecarios provinciales vinculado a la desamortización (1855)”, Estudios Regionales nº 50 (1998), p. 264 y ARROYO MARTÍN, J.V.: “BBVA como paradigma de 150 años de Banca en España, 1850-2000”, p. 6.

[6] Boletín de la Revista General de la legislación (vol. VIII), p. 311.

[7] Ibidem, p. 509.

[8] Ibidem, p. 253.

[9] Ibidem, p. 507.

[10] A.M.B.: Libro de actas de sesiones de 1858. Acta de sesión de 23 de Julio (Sign. 1622, f. 40 v.)

[11] http://www.senado.es/cgibin/BRSCGI?CMD=VERDOC&BASE=HISE&DOCN=000002677.

[12] Ibidem

[13] CARASA, P. (Dir): Élites castellanas…..ob. cit., pp. 512 y 513.

[14] MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA (Ed): Ministros de Hacienda… ob. cit., p. 222.

[15] CARASA, P. (Dir): Élites castellanas…..ob. cit., pp. 512-513, y Archivo Senado Expediente personal del Senador D. José Sánchez Ocaña Hontiveros por las provincias de Ciudad Real y Salamanca, y vitalicio. Sign. HIS-0420-03.


[16] http://www.senado.es/cgibin/BRSCGI?CMD=VERDOC&BASE=HISE&DOCN=000002677.

34 comentarios:

  1. Una larga existencia para aquella época. Y un ir y venir, a la sombra siempre de moderados y conservadores, que más que a un político nos recuerda al Guadiana con sus apariciones y desapariciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La política de entonces, tú bien lo sabes, era así, un vaivén continuo entre golpe y golpe de estado, entre constituciones y revoluciones. Don José supo adaptarse como un camaléon, salvo en los momentos en que se impuso el progresismo, claro. Más era mucho pedir.
      Saludos

      Eliminar
  2. El poder es muy tentador y es fácil caer en posturas dictatoriales pero cuando cambia el rumbo de la política procuran ocultarse debidamente para que no peligre su integridad. Las historia está llena de hechos similares.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los políticos son animales cambiantes y procuran adaptarse a las circunstancias en un ejercicio que se identica mucho con el trabajo de un actor.
      Besazos

      Eliminar
  3. Muchas veces pasa eso que no se queda rasgo de sus pasos, pero al menos pudo disfrutar una buena jubilación y vivió unos buenos años.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dinero no le faltó, en efecto. Como los políticos actuales durante su vida en activo se procuró una buena jubilación.
      Saludines

      Eliminar
  4. Como he estado fuera casi casi que me lo leído de un tirón. Como siempre interesante, bien documentado y ahí queda reivindicada su pertenencia a Béjar. Lo que si te digo es que el título se ha quedado corto de "Pequeña biografía nada" Si te descuidas se puede escribir un libro sobre él:-)
    Lo de la política que es como una tortilla ya me lo enseñaron de pequeña. Vuelta unos arriba, vuelta y cambian de cara y los de siempre en el medio.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que se puede escribir un libro sobre este personaje, pues es demasiad compleja su vida, llena de matices, como para quedar reducida a éstas páginas que yo le dediqué en su momento. Y la puede escribir un historiador o un economista, porque el tema de la Hacienda es muy complejo y yo prácticamente no me he adentrado en él, entre otras cosas, porque no es mi tema.
      El símil de la tortilla es muy gráfico, Katy.
      Un beso

      Eliminar
  5. No ha faltado detalle de la vida de este señor ministro. Me llama la atención como ciudan su patrimonio y se aseguran el futuro con buenas pensiones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te suena de algo? Ahora y siempre por los siglos de los siglos.
      Saludos

      Eliminar
  6. Cuantos Personajes importantes nacieron y siguen naciendo en Bejar.
    Pienso en ese día en que repasando la Historia de Bejar, digan, Carmen Cascón, nacida en Bejar, Célebre Historiadora........

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Espero que no, entre otras cosas, porque soy muy tímida y prefiero las segundas filas.
      Besos y gracias

      Eliminar
  7. Largo fue el andar político de este bejarano desconocido para mí, y supongo que para muchos, y que ahora, gracias a su trabajo, hemos descubierto.

    Saludos y feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocido para ti y la mayoría de mis paisanos. De él solo queda para el público la denominación de una calle y poco más.
      Gracias. Lo mismo te deseo.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un personaje con luces y sombras, como usted bien dice. Es cierto que las sombras adquieren aspecto un tanto tenebroso, como esa reclamación de decidir sobre los trabajadores o decidir sobre sueldos y jubilaciones, pero indudablemente las luces también se hicieron notar en esta biografía.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un personaje, don José, con muchas sombras y luces. Me quedo con las luces. Las sombras que se las lleve el viento.
      Un beso

      Eliminar
  9. Tan solo dejarte mis deseos de felicidad en el día del Carmen, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mari-Pi-R por acordarte desde tan lejos.
      Un beso

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Gracias y te las doy por partida doble o triple, porque has utilizado varios cauces para hacerme llegar la felicitación.
      Saludos

      Eliminar
  11. Siempre he oído que cada uno se va acercando al sol que más calienta ¿Dónde se esconden los verdaderos idealistas?
    Amiga mía, mi intención era visitarte, ya que estoy haciendo un alto en mis vacaciones, y dejarte un fuerte abrazo.
    Os echo de menos, me acuerdo de todos y ya tengo ganas de verme de nuevo arropada con vuestras letras.
    Más cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pásalo en tus vacaciones que espero sean provechosas para tomar fuerzas.
      Abrazos

      Eliminar
  12. Se me ha olvidado.
    Pese a que llego un poco retrasada, mi intención es buena, deseo que hayas pasado un feliz día de tu santo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes. Más vale tarde...., pues eso.
      Abrazo

      Eliminar
  13. Pequeña biografía dices. Un ilustre bejarano metido de lleno en el poder.
    Con lo que nos cuentas voy conociendo a los personajes que por sus hechos han dado nombre a las calles de Béjar.
    Gracias Carmen. No se cuando pero volveré;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya conocemos a Sánchez Ocaña y a Ramiro Arroyo, dos hombre borrados de la memoria y reincorporados a la memoria colectiva en este blog. Me alegro de que te haya gustado.
      Pásadlo bien.
      Besotes

      Eliminar
  14. Ha sido un perfil muy completo que además ha dado un repaso a prácticas de las que hoy nos vamos enterando, como la de procurarse un cómodo retiro económico al margen de como quede el país después de su marcha. En este caso, el análisis a que me lleva lo publicado es que no lo hizo mal teniendo en cuenta las circunstancias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que lo veas así porque don José tuvo una vida marcada por luces y sombras. ¿Y quién no?
      Abrazos mil

      Eliminar
  15. Hola Carmen:
    Me he leído las entradas que faltaba. Ya sabes que pienso de los políticos y este en particular no hace cambiar mi opinión: Oportunistas. No son pocos los que llegan a la política para "forrarse"...

    Besos. Se acabaron las vacaciones. mañana regreso al blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te encuentres entre nosotros y que hayas disfrutado de tus merecidas vacaciones.
      Un beso

      Eliminar
  16. Si lo juzgáramos con arreglo a los tiempos actuales, seguramente no saldría airoso; pero no es así como se deben entender las cosas.
    Desde luego lo que no hizo fue olvidar su Béjar natal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora hubiera sido vilipendiado en todos los medios de comunicación y redes sociales. Los políticos, por suerte para una democracia, no actúan de manera unilateral y los ciudadanos podemos opinar de sus actividades. Otra cosa es que sean del todo justas.
      Abrazos

      Eliminar
  17. Ocupar cargos de relevancia en tiempos convulsos, tiempos en los que se empezaba a vislumbrar un cambio social importante y en el que la monarquía, dígase lo que se quiera, absolutista y tremendamente partidaria de una política de componendas que favorece a los poderosos, supone arriesgarse a ser atrapado entre bandos que no saben establecer un todo social que se adapte al momento que se vive. Creo que esto es lo que pasó a este barón de diferentes gobiernos con diferentes intereses. En cualquier caso, Carmen, has realizado un trabajo tan meritorio como importante. Es un estudio tan pormenorizado y sagaz como las crónicas escritas en el momento en el que se produjeron.

    Un cariñoso abrazo, querida amiga Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Antonio, por tus apreciaciones. No era fácil, no, navegar en aquellas aguas tan turbulentas, más que las de ahora, en la que por menos de nada a uno le desterraban, le encarcelaban o caía en algún levantamiento o golpe militar.
      Abrazos y feliz verano

      Eliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.