14 de diciembre de 2014

Vista a vuelo de pájaro de los establecimientos maquinarios de Gerónimo Gómez y Compª. (1ª parte)

Autor: Javier Ramón Sánchez Martín
Publicado: Revista de Ferias y Fiestas de la Cámara de Comercio de Béjar, 2014

LOS GÓMEZ-RODULFO

       La familia desciende de Juan Gómez Muñoz de la Peña, de profesión batanero, el cual contrajo matrimonio en 1785 con Polonia Rodulfo, descendiente de uno de los artesanos flamencos que llegaron a Béjar a finales del siglo XVII [1].

       Juan Gómez se estableció como fabricante de paños en 1787 en un edificio de nueva construcción ubicado en el lugar conocido como "Los Picozos". De esta época es el edificio más antiguo del complejo, que está a la orilla del río y es el número 1 en el plano de Muñoz Amador, del que hablamos más adelante. En ese enclave ha permanecido la empresa hasta su cierre en 1998, más de 200 años después de su fundación.


     A la muerte de Juan Gómez, ocurrida en 1806, continuaron el negocio sus hijos Juan y José Gómez Rodulfo. Juan quedó en Béjar al frente de la fábrica, llegando a ser uno de los más importantes fabricantes de paños de la villa en los primeros años del siglo XIX. Se casó con Teresa Hernández Bueno y tuvieron tres hijos: Jerónimo, Ruperto y Juana. El nacimiento de su primer hijo, Jerónimo Abdón Gómez (Rodulfo) Hernández [2], se produjo el día 30 de Julio de 1.809, en plena Guerra de la Independencia, estando refugiado el matrimonio en la falda de la Sierra (como muchos otros bejaranos), huyendo de los franceses. El parto tuvo lugar en una cueva no muy lejos del nacimiento del Río Cuerpo de Hombre, al sitio de Navamuño.


        Hacia 1839, al quedarse viudo, Juan decidió dejar los negocios en manos de sus hijos, poniéndose enseguida Jerónimo al frente de ellos. Jerónimo se casó con Ángela Yagüe López, hija de Julián Yagüe, acaudalado fabricante y hombre de negocios. Tuvieron ocho hijos, entre los que estaban Francisco y Jerónimo, continuadores después del negocio de fabricación de paños.

Ana Yagüe López, mujer de Jerónimo Gómez- Rodulfo

      Jerónimo Gómez-Rodulfo Hernández era también hombre de proyección pública y participó activamente en la política local y provincial. Fue diputado provincial, alcalde de Béjar y presidente de la Comisión del Ferrocarril, de la Junta de la Casa de Caridad, del Patronato de la Escuela Industrial y de la Junta de Fabricantes. Y era él el que estaba al frente de la fábrica de los Gómez-Rodulfo en Picozos cuando se encarga el plano objeto de este estudio a Demetrio Muñoz Amador.

EL PLANO

     El plano de los “Establecimientos maquinarios de Gerónimo Gómez y Compª”, como está titulado, lo debemos a Demetrio Muñoz Amador y está fechado el 15 de septiembre de 1870. Se trata del mismo autor que realizó en 1868 el plano de la fábrica de Rodríguez Arias [3], aunque el de Navahonda es más completo y con un número mayor de edificios y elementos fabriles, posiblemente debido a que la fábrica de los Rodríguez Arias era más importante en aquella época. Pero el que tratamos ahora constituye también un documento histórico muy interesante, que nos indica cómo era la empresa de Picozos cuando comenzaba el tercer tercio del siglo XIX



       Hay, además, un aspecto muy interesante de este plano que lo diferencia del de Navahonda. De hecho no es un plano como tal, sino un dibujo tridimensional en la mayor parte de los elementos, realizado en perspectiva militar. De modo que, al datar de 1870, es muy probable que sea de las primeras veces que alguien representa con una perspectiva de este tipo algún aspecto de la ciudad (el plano de Lirios de la Aliseda es diferente). Toda una osadía de Muñoz Amador después de dibujar el plano, mucho más convencional, de Navahonda [4].

      En 1870, fecha del plano, hacía sólo dos años que se había producido la Revolución de “La Gloriosa”, que tan amplias consecuencias tuvo para Béjar. Faltaba también muy poco para la tercera guerra carlista, que dio mucho trabajo a sus fábricas mientras duró y que, al acabar, sumió a la ciudad en una terrible crisis.

   El plano numera los distintos elementos, que iremos refiriendo en los apartados que siguen a continuación. 

Continuará


------------------------
[1] Sánchez Martín, Javier R., "Industria Textil y Fábricas en Béjar". Especial Béjar en Madrid (2005), pp.22-37.
[2] Recomiendo visitar el Blog de Jerónimo Gómez-Rodulfo Barbero, en memoria de su antepasado Jerónimo Abdón: http://losabdones.blogspot.com.es/
[3] Ver Javier R. Sánchez, “La fábrica textil de Navahonda en un plano de 1868”. Discurso de Entrada en el Centro de Estudios Bejaranos (CEB). Edita CEB, Béjar (2012).
[4] Debo y agradezco esta observación a Óscar Rivadeneyra Prieto.

24 comentarios:

  1. Una pena que siempre las guerras den dinero y luego se acabe en crisis total. Me ha encantado el plano. Está muy clarito y tridimensional. Estupendo que se conserve en este buen estado.
    Bss y buena semana
    P.D. Muchas gracias por tu comentario en Pasitos:-)

    ResponderEliminar
  2. Suerte que Béjar parece haber sido cuidadoso con su patrimonio histórico, como bien prueba la abundante documentación conservada. El plano, por cierto, es un primor, hecho con todo detalle y mimo. Me encantan los arbolitos.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Qué pena que después de funcionar 200 años cerrase la fábrica y eso que las generaciones familiares continuaron con la producción.
    Un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen:
    Como ha dicho Madame Masquèe afortunadamente Béjar fue cuidadosa con su patrimonio. Ese plano es toda una joya.
    Una empresa familiar en toda regla.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Interesante personaje. El plano es una maravilla. Espero la segunda parte. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Es una preciosidad de plano. Demetrio Muñoz lo haría con gusto, de eso no hay duda. Imagino también que el otro plano fabril que se nombra, el de Rodríguez Arias, también le hubiese gustado realizarlo en perspectiva pero al ser más complicado en edificios a lo mejor lo dejó pensando en mejor ocasión. Ocasión que llegó con el de Jerónimo Gómez-Rodulfo.
    Un documento muy original y digno de estudio.

    Abrazos, Carmen!!

    ResponderEliminar
  7. Empresas familiares que van pasando de padres a hijos y a nietos. En algunos casos manteniendo la producción o mejorándola. En otros, dilapidando los herederos lo que costó tanto esfuerzo levantar a sus antepasados. Pocos negocios van quedando ya en España en los que los descendientes asumen la tarea de mantener lo que se empezó, sin caer en la tentación de verder lo recibido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Una burguesía emprendedora, moderna sin duda. Nada parecido había en estas tierras de Jaén. El material gráfico es de primer orden.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Se ha perdido gran parte de nuestro tejido industrial en las dos últimas décadas. Tal vez en su recuperación se encuentre una nueva salida para la economía de nuestro país. Béjar es una ciudad con unos personajes muy interesantes.

    Saludos Carmen

    ResponderEliminar
  10. Siempre interesantes estas historias de la historia bejarana, tan bien documentadas y un plano digno de toda admiración sin duda, teniendo en cuenta los conocimientos y los medios de la época. Bss

    ResponderEliminar
  11. Me quedo asombrada cada vez que leo una crónica de Béjar, es que ha sido un continuo renobarse y coincido que gracias a su archivo, se puede comprende mucho mejor su historia.-Esperando la segunda entrada para ir conociendo más de esta saga familiar y lo mucho que aportó a Béjar.

    Un abrazo Carmen.

    ResponderEliminar
  12. Hoy día necesitamos grandes emprendedores como este para que nuevamente se impulse la Economía y se creen puestos de trabajo.

    besos

    ResponderEliminar
  13. La etapa en la que desarrollaron su actividad emprendedora gestores y propietarios adinerados, invirtiendo en fábricas y conjuntos fabriles de renombre, fue la que acometió la industrialización en esta zona eminentemente agrícola y ganadera. Y, posiblemente, fueron las grandes puntas de ganado lanar las que facilitaron la industria del paño alcanzando fama mundial. Sin embargo, la inversión única siempre supone un riesgo que puede dar al traste con proyectos muy importantes para los habitantes del lugar. Caída la fabricación de paños, la industria declinó espectacularmente. Es muy interesante la confección pormenorizada y tridimensional de un plano que, como bien dices, Carmen, es muy similar a los detallados planos militares en los que no falta ni casa ni casero, en ellos. Debe ser una joya artística y emotiva para Béjar poseer unos detalles tan sutiles de su pasado histórico.

    Un cariñoso abrazo, querida Carmen.

    ResponderEliminar
  14. Carmen Sorprendente esta entrada Saludos

    ResponderEliminar
  15. Carmen, en broma, viendo el atuendo de doña Ana se entiende perfectamente que la fabricación de paños fuera un gran negocio en el Béjar de la época.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja, me he reído mucho con el comenario de Miguel.

    Que belleza de plano!!

    Un beso, Carmen

    ResponderEliminar
  17. Burguesía emprendedora y trabajadora, algo que nos hace mucha falta.
    Magnifico reportaje coo es lo normal en ti.
    In beso.

    ResponderEliminar
  18. Carmen, ahora sois esta generación, con Javier y tu a la cabeza, los que estais devolviendo la importancia a Béjar.
    Un abrazo. Jero.

    ResponderEliminar
  19. A medida que leo vuestros temas adentrándose en el Béjar textil, cada vez más antiguos, veo que la actividad pañera de la ciudad es mucho más antigua de lo que tenía noticia. Vamos a ver hasta dónde nos remontamos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Hola Carmen:
    muy interesante entrada y mas aún esta familia que durante tantos años mantuvo la empresa dando también trabajo a los habitantes de Béjar. Espero la 2ª parte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias a todos por vuestros comentarios.
    Tanto en este caso como en de la fábrica de Navahonda, los planos dormían "el sueño de los justos". El de Navahonda estaba colgado en un maravilloso despacho de fabricante de época que los R. Arias tienen en la plaza de la iglesia de Santa María, y el que nos referimos en este artículo estaba en los locales de la fábrica de los G. Rodulfo. Yo los vi y pedí permiso para su publicación a representantes de las dos familias, que me lo concedieron enseguida, lo que les agradezco enormemente, pues de este modo he podido sacar a la luz dos documentos históricos sobre fábricas bejaranas que creo que son de enorme interés.,

    ResponderEliminar
  22. Vaya, ya en otras entradas de este blog se ha hablado de estos asuntos, pero ya es triste que después de tantas generaciones, hace nada, como quien dice, echara el cierre una empresa bicentenaria.
    Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
  23. Carmen Feliz Navidad y todo lo mejor para el Nuevo año 2015 Saludos

    ResponderEliminar
  24. El plano toda una reliquia. Menos mal que ahora no necesitamos tanta tela para vestirnos... que agobio madre!!
    Feliz Navidad Carmen. Que tengas unas buenas fiestas!!
    Un beso .

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.