13 de agosto de 2022

De dos sepulcros que viajaron desde San Esteban de Nogales (León) a Nueva York

         Autor: Jorge Zúñiga Rodríguez  

       El Paso Honroso fue un episodio caballeresco (banal, diríamos hoy, pero tenía trasfondo político) protagonizado en 1434 en el puente de Hospital de Óbrigo, León, por Suero Quiñones y otros jóvenes acaudalados e influyentes en la corte de Juan II de Castilla. Al asunto se refiere Cervantes en El Quijote, y su puesta en escena sirve hoy de atractivo turístico para la localidad. En la camarilla de Suero estaba Lope de Estúñiga, autor del famoso cancionero, considerado su deudo (pariente) en algunos documentos.     

Vista panorámica del puente de Hospital de Órbigo. Es.wikipedia.org

       Es el caso que un siglo después, Suero de Quiñones y Zúñiga, bisnieto del anterior, contrae matrimonio con su parienta Elvira de Zúñiga, hija de Álvaro de Zúñiga, II duque de Béjar, y su amante Catalina Dorantes. La pareja se instala en el castillo de Villanueva de Jamuz (hoy en ruinas, pero con la torre de homenaje en pie) y ejerce patronazgo sobre el Real Monasterio de Santa María (también en ruinas), en San Esteban de Nogales, tierras del marqués de La Bañeza, Pedro de Zúñiga y Avellaneda.

       Para sepulcro de ambos (y de quienes ellos quisiesen) adquirieron la capilla de la nave del evangelio, cerca del altar mayor, donde estaban enterrados los padres de Suero; ordenando entonces colocar sus escudos nobiliarios, nombrándola de los Reyes Magos (antes Santa Catalina) y alhajándola ricamente: 

          El 23 de octubre de 1579 se contrató la realización de un retablo con Francisco de la Maza, que en 1589 estaba ya terminado, incluida la policromía realizada por el pintor Cosme de Azcutia, y preparado para ser trasladado desde Valladolid al cenobio leonés. Se encargó además una imagen de San Bernardo, que alude a la orden cisterciense del monasterio, y la imagen de la Virgen con el Niño, que debía ejecutarse de acuerdo a un modelo de barro previo.

 

Detalle del retablo de los Reyes Magos. Laopiniondezamora.es   

 

       También formaban parte del conjunto los sepulcros con las figuras yacentes de don Suero y de su esposa Elvira de Zuñiga, instalados en medio del edificio con su heráldica a los pies. Ambos aparecen vestidos de acuerdo a su condición nobiliaria, labrados minuciosamente en alabastro, como así demuestran los detalles de las vestimentas.

 

Estatua yacente -y detalle- de Suero Quiñones y Zúñiga. Raigame.blogspot.com

 

        En un primer momento las imágenes fueron atribuidas a Pompeo Leoni –adscripción habitual que se hacía antiguamente a cualquier sepulcro con influencia italiana–, pero finalmente se han relacionado con Maza (Francisco de la). Sin duda, la relación estilística existente entre el rostro del noble y el de alguno de los Reyes del retablo, así como el uso de los párpados caídos tan característicos en el modo de hacer del maestro –que también pueden verse en la dama–, denotan la filiación de una misma mano. 

 

Detalle de la estatua yacente de doña Elvira de Zúñiga y Dorantes. Commons.wikimedia.org

 

             En octubre de 2016, La Opinión de Zamora informaba que “Villalverde pide la restauración de la iglesia de San Justo y Pastor con un retablo único”: 

        La composición Adoración de los Reyes Magos procede del monasterio de Santa María de Nogales, y está en proceso de declaración de Bien Cultural… La desamortización llevada a cabo en 1835 dispersó el patrimonio mueble del cenobio por las diferentes iglesias de la zona próxima, y Villalverde adquirió parte del retablo que se construyó para la capilla de Santa Catalina del monasterio, donde fueron enterrados Elvira de Zúñiga y Suero de Quiñones, que encargaron la obra como panteón familiar.      

 

Pórtico de la iglesia de San Justo y San Pastor en Villalverde de Justel, Zamora. Jccanalda.es

 

       Bajo el título “Un Quiñones que reposa lejos de su tierra natal”, el Diario de León informaba a su vez en febrero de 2011 que 

         Vendidos a los americanos, los espléndidos sepulcros del noble leonés don Suero de Quiñones (un descendiente del famoso caballero que protagonizara la gesta del Paso Honroso en el puente sobre el Órbigo) y de su esposa Elvira de Zúñiga, se encuentran también hoy en día en una sala de la Hispanic Society de Nueva York. Este don Suero había fallecido el 27 de abril de 1590 y “partió” rumbo a América en 1613. Originalmente los sepulcros se hallaban en el monasterio de San Esteban de Nogales, uno de los centros monásticos más importantes de León, pero también uno de los que con más ahínco fueron objeto de rapiña.

 


 

Exterior de la Hispanic Society of America, Nueva York, en 2017. Es.wikipedia.org

 

       Finalmente, el mismo Diario de León publicaba en diciembre de 2017, bajo el título El arco de la abadía que fue a parar a un mesón de La Bañeza que

         En 2013 se cerraba el caso del robo del arco del monasterio de San Esteban de Nogales. Las piedras eran devueltas al ayuntamiento de esta localidad, propietario de las ruinas de la abadía de Santa María de Nogales. No hubo juicio porque la causa había prescrito. La Guardia Civil localizó el arco de la abadía en una bodega de La Bañeza, donde se había integrado como parte de la decoración del restaurante. La rapiña lleva siglos devorando el citado monasterio. Y recordaba: En la Hispanic Society de Nueva York se encuentran los sepulcros de Suero Quiñones y de su esposa Elvira de Zúñiga, procedentes de este monasterio leonés.

    

El arco de la abadía que fue a parar a un mesón de La Bañeza Diariodeleon.es

Lecturas:

-Díaz-Jiménez y Molleda, Eloy: Abaciologio del monasterio cisterciense de Santa María de Nogales. 1923

-Fernández Mateos, Rubén: A propósito del escultor Francisco de la Maza: el traslado del retablo de los Reyes del monasterio de Nogales, León, y dos nuevas obras en la provincia de Valladolid. 2018 

 

5 comentarios:

  1. Hemos perdido gran parte de nuestro patrimonio ,de la misma manera.
    Cuado las tropas de Napoleón, entraron en España, se perdieron grandes obras de arte de este país.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. En ese edificio nos podemos encontrar muchos elementos de nuestro patrimonio y en otros lugares de los Estados Unidos. Por la información que tengo en aquel país se podrían encontrar los mosaicos de la Villa romana de La Olmeda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. En españa, siempre hubo un ávido deseo, tanto nacional como del extranjero, de poseer esas riquezas de tan alta cotización en los mercados del arte, y de ahí la frecuencia con que se siguen dando las ventas y los robos de objetos de arte, y aunque el asunto se tomó más en serio desde hace unas décadas en evitación de que tales hechos se repitieran, el expolio aún continua.
    Muy intersante artículo, aunque me deje con mal sabor de boca.
    Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen:
    De esta y algunas más sabemos. Pero quién sabe cuántas habrá que desconocemos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Expolios de esta clase han dado siempre y y continúan, no hay nada más que visitar los museos. Don Suero y su Esposa largo viaje hicieron para su eterno descanso.
    Buen fin de semana.
    Un abazo.

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.