15 de septiembre de 2010

Datos históricos y artísticos del camarín de la Virgen del Castañar

Autora:M ª del Carmen Cascón Matas
Publicado: Béjar en Madrid, nº 4. 616. 3 de septiembre de 2010.


En pasados números de este mismo semanario nuestra compañera, Eva de Frutos, dio a conocer la noticia de la apertura del camarín de la Virgen del Castañar tras la restauración de ocho lienzos maltratados por las humedades y por el paso del tiempo, juez implacable de las cosas materiales. Los trabajos han sido realizados por la restauradora Cristina Plá, bejarana de corazón, que ha impreso en ellos la rigurosidad que la delicadeza de los lienzos requería. El presupuesto, un total de 5.000 euros, ha sido íntegramente costeado por la Cofradía de la Virgen del Castañar, veladora fiel del santuario desde la aparición milagrosa de la Santa Imagen.



El camarín que alberga a la patrona de Béjar comenzó a construirse en 1730, una vez finalizadas las obras de la nave y de la capilla mayor, y pertenece a la mano del maestro Juan Delgado al que se le pagó por la misma la suma de 5.200 reales. Su traza se basa en el despliegue de una planta tetralobulada adosada a la capilla mayor con dos estancias superpuestas una encima de la otra: la cripta en la inferior y el camarín propiamente dicho en la superior, rematándose el conjunto con una media naranja que al exterior se trasdosa en un prisma con cubierta a cuatro aguas. El acceso a ambos espacios se realiza a través de una sala adosada a la sacristía, comunicada con el llamado Patio de los Tilos por medio de una puerta rematada por el gran escudo del obispo placentino Francisco Laso de la Vega.

 


La planta tetralobulada del camarín se basa en tres exedras iguales, repetidas en tres de sus frentes y rematadas en bóvedas de horno que se abren al exterior por medio de tres balcones. La cuarta exedra es la que alberga la imagen de la Virgen con transparente hacia la capilla mayor.

El adorno del camarín fue retomado años más tarde, conservándose en la actualidad la decoración de los ricos marcos rococós que adornan las pechinas, realizados por el tallista salmantino Agustín Pérez Monroy entre 1774 y 1778; y las láminas que enmarcan todas ellas con basada en los Misterios de la Virgen y compradas entre 1767 y 1773. Los pilares torales se ahuecaron con nichos abalconados para disponer tallas de bulto de los cuatro Evangelistas, pudiéndose datar estos con toda probabilidad a finales del siglo XIX. La media naranja que remata el conjunto no sabemos a ciencia cierta si estuvo decorada con frescos de Ventura Lirios, como hemos podido leer en otros medios de comunicación, siendo de su mano las pinturas perdidas de la cúpula de la capilla mayor.




A finales del siglo XIX, y debido al pésimo estado de este espacio, se remodeló por completo, encargándose a los hermanos Eugenio y César Álvarez Dumont, que por entonces trabajaban en los frescos de la capilla mayor, ocho pinturas dedicadas a las Mujeres Fuertes de la Biblia que prefiguran a la Virgen María, de marcado exotismo y pintadas en las curvaturas de los absidiolos. Parece ser que imágenes de temática idéntica se hallaban ya decorando este espacio a finales del siglo XVIII, como bien narra el padre Fray Francisco Yagüe, pero un siglo después parece ser que prácticamente se habían perdido. Las mujeres representadas son Betsabé, la Reina de Saba, Esther y Judith, de la mano de Eugenio; y Jahel, Ruth, Raquel y Débora, de César.



Los lienzos se encuentran pegados directamente sobre un preparado especial para una mayor fijación de la tela, de ahí que hayan sufrido mucho más las consecuencias de las humedades en los últimos tiempos, sobre todo los dos que se ubican en la exedra norte. De hecho las pinturas de “Judith” y “La reina de Saba” necesitaban una actuación urgente: la primera por faltarle una tira de tela en la parte inferior, que había sido repintada directamente sobre la pared en una restauración anterior, por lo que precisó su traslado a Madrid; y la segunda por pérdida de capa pictórica. Los seis restantes sólo han precisado de una limpieza en profundidad y labores de consolidación.

BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES DOCUMENTALES:
CASCÓN MATAS, Mª. C. y DOMÍNGUEZ BLANCA, R.: “Las principales devociones marianas en el Arte y la Historia de Béjar (Salamanca)”. Actas del Congreso Internacional Mariano “María, signo de identidad de los pueblos cristianos”. Gibraltar, 2010 (en prensa).
YAGÜE, Fray Francisco: “Historia de la Imagen de Nuestra Señora del Castañar”. Reeditado en “Contribución al estudio de la Historia de Béjar”, en La Victoria, Béjar 1919.
VVAA: Ofrenda a la Santísima Virgen del Castañar, Excelsa patrona de Béjar y su comarca, Prensa española, Madrid 1954 y 1963, 2 vols.

50 comentarios:

  1. Que bellas pinturas y que pena que no estén a la vista de todo el mundo. Creo, corrígeme pues igual estoy equivocada, que el camarín de la Virgen sólo se puede visitar en fechas concretas.
    Que bonita estampa la mujer con el cincel y el martillo y que mirada.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Una lástima lo del deterioro, pero no está en nuestras manos detener el tiempo ni las humedades.
    Esperemos que la restauración de las pinturas haya sido todo un éxito, porque en ocasiones se altera mucho el aspecto del original.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Carmen, estoy seguro que la restauración ha quedado perfecta. Los lienzos me recuerdan algo en el estilo a la decoración del tempo de Lourdes en Francia que creo que también es de esos años, se ve que era el estilo imperante de la época...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Curiosa la decoración del camarín. Qué pena que en Castilla y León no siempre haya suficiente presupuesto e interés para una restauración a tiempo.

    Saludos, compañera.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hermosos cuadros! Me ha gustado especialmente la segunda fotografía, creo que es la Reina de Sabba. Me recuerda a Mucha, el cartelista.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hago acto de presencia, Carmen, aunque ya me voy a la cama. Mañana te prometo que leeré y disfrutaré tu entrada con el sosiego que se merece.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Qué bellas imágenes, Carmen.

    Entonces ahí es donde reside la patrona? A la nuestra la tenemos allí casi del cielo, pobrecita si se cae, jajaja.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Preciosas pinturas :) La última me gusta de una manera especial y me recuerda un poco a las alegorías de la república en los carteles de la guerra civil, no me preguntes por qué, que no tengo ni idea :)

    Muchos besos, Carmen.

    ResponderEliminar
  9. Si no recuerdo mal había unas escaleras algo maluchas para acceder al camrín de la Virgen, espero que tb las hayan restaurado. La primera vez que subí allí, me impactó ver a la Virgen por la parte de atrás y la cantidad de objetos, literalmente, desparramados por todas partes. Menos mal que la cordura impera y todo lo que yo ví ya es historia.
    Un beso cercano.

    ResponderEliminar
  10. El paso del tiempo más unas condiciones de temperatura y humedad poco óptimas son letales para este tipo de pinturas...

    ResponderEliminar
  11. Los cuadros son preciosos y la historia que rodea al camarin es muy interesante y como siempre muy completita.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Juana María: con motivo de la restauración de las pinturas el camarín estuvo abierto tras una de las novenas del día hasta la fiesta de la Virgen. Habitualemente no hay horario de visitas concreto, por lo que si se desea ver el camarín hay que ponerse en contacto con la comunidad teatina para poder visitarlo.

    En cuanto a las fotos, me he permitido la licencia de colgar las que poseía y que estaban en mejores condiciones (mi cámara es modesta y no da para más), pero espero que se pueda apreciar el arte que encierran estos lienzos.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Cayetano: la retauración ha sido un éxito, como tu bien dices. La experta mano de la reatauradora ha permitido recuperar los colores ennegrecidos por el paso del tiempo, reintegrar las pérdidas de lienzo y capa pictórica y evitar los ataques de la humedad. La verdad es que las pinturas lucen ahora en todo su esplendor, sin retoques ficticios, por cierto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Carolus II: por tus palabras deduzco que no conoces el camarín. Merecería la pena una visita, te lo asguro.

    En caunto a tu pregunta, he de decirte que el templo se encontraba en pésimas condiciones a finales del siglo XIX y gracias a la preocupación del arquitecto municipal que avisó de la situación, se pudo poner en marcha una recuperación general, que afectó a las pinturas del santuario, perdidas debido a la humedad y del paso del tiempo. De esta forma, se contrataron a dos hermanos, pintores afamados y de gran reconocimiento nacional. En general, las pinturas se enmarcan dentro de un estilo figurativo académico, con ciertas dosis de los estilo imperantes en el momento, por ejemplo el decorativismo propio del Art Nouvea o el Art Decó.

    Desde el punto de vista religioso, hay que tener en cuenta que nos encontramos en plena exaltación religiosa frente a los ataques de la sociedad industrial, obrera y moderna, que dió lugar al culto al Sagrado Corazón, por ejemplo, o a las apariciones de Lourdes o Fátima. Quizás por eso se asemejen las pinturas que hay en estos santuarios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Carolus II: por tus palabras deduzco que no conoces el camarín. Merecería la pena una visita, te lo asguro.

    En caunto a tu pregunta, he de decirte que el templo se encontraba en pésimas condiciones a finales del siglo XIX y gracias a la preocupación del arquitecto municipal que avisó de la situación, se pudo poner en marcha una recuperación general, que afectó a las pinturas del santuario, perdidas debido a la humedad y del paso del tiempo. De esta forma, se contrataron a dos hermanos, pintores afamados y de gran reconocimiento nacional. En general, las pinturas se enmarcan dentro de un estilo figurativo académico, con ciertas dosis de los estilo imperantes en el momento, por ejemplo el decorativismo propio del Art Nouvea o el Art Decó.

    Desde el punto de vista religioso, hay que tener en cuenta que nos encontramos en plena exaltación religiosa frente a los ataques de la sociedad industrial, obrera y moderna, que dió lugar al culto al Sagrado Corazón, por ejemplo, o a las apariciones de Lourdes o Fátima. Quizás por eso se asemejen las pinturas que hay en estos santuarios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Carolus II: por tus palabras deduzco que no conoces el camarín. Merecería la pena una visita, te lo asguro.

    En caunto a tu pregunta, he de decirte que el templo se encontraba en pésimas condiciones a finales del siglo XIX y gracias a la preocupación del arquitecto municipal que avisó de la situación, se pudo poner en marcha una recuperación general, que afectó a las pinturas del santuario, perdidas debido a la humedad y del paso del tiempo. De esta forma, se contrataron a dos hermanos, pintores afamados y de gran reconocimiento nacional. En general, las pinturas se enmarcan dentro de un estilo figurativo académico, con ciertas dosis de los estilo imperantes en el momento, por ejemplo el decorativismo propio del Art Nouvea o el Art Decó.

    Desde el punto de vista religioso, hay que tener en cuenta que nos encontramos en plena exaltación religiosa frente a los ataques de la sociedad industrial, obrera y moderna, que dió lugar al culto al Sagrado Corazón, por ejemplo, o a las apariciones de Lourdes o Fátima. Quizás por eso se asemejen las pinturas que hay en estos santuarios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Nuestro Garito: en Castilla y Leon podemos presumir de poseer uno de los mayores conjuntos monumentales de Europa, y por ello mismo, ante tal cantidad de riquezas artísticas, un mayor problema en cuanto a conservación se refiere. El problema que tenemos en Béjar, además de escaso presupuesto y una desidia colectiva general que ataca también a nuestros políticos, es que, en cuanto a patrimonio religioso se refiere, pertenecemos a una diócesis de Extremadura, Plasencia, por lo que la Junta a veces alega un cierto desapego "generoso".

    Las fronteras a veces llegan hasta ese punto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Xibeliuss: Y eso que aquí sólo he colgado 3 de las 8 Mujeres Fuertes de la Biblia!! Cada una de las representadas va a compañada de sus atributos, poseen personalidad propia y adoptan sus propias actitudes diferenciadoras. Los fondos siempre son obviados y se sustituyen por ricos "tapices" de oro, al estilo de Art Nouveau, Art Decó. A veces nos recuerdan a Mucha, es cierto, incluso a Klimt.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Jota Ele: espero que hayas dormido mucho y en buena compañía, jejej

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Matías I: en efecto, estas son las habitaciones privadas de la Virgen. Habitualmente se muestra a través de una hornacina, precedida de cristal, que se abre en una de las exedras del camarín hacia la nave central del santuario. Si no está en su lugar pueden ocurrir dos cosas: que es el día anterior a su fiesta y está en el presbiterio o que sus camareras la están poniendo guapa en el camarín.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Almalaire: sí, es lo que comentaba a Xibelius. A finales dle siglo XIX surge la admiración hacia un nuevo formato de arte: el cartelismo. Como influencia de ello, en la pintura al óleo se introducen elementos propios dle mismo, tales como la sustitución de los fondos en profundidad por los planos, decorados con motivos ornamentales propios del modernismo. Al mismo tiempo, y como consecuencia de ello, también se retoman los iconos griegos y las representaciones marianas propias del gótico, con fondos dorados y cierto gusto oriental.

    Como las representadas son mujeres del Antiguo Testamento, antecesoras de María, los autores las plasmaron con ese aire oriental. Ya ves, presente (cartelismo) y pasado (iconos) juntos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Marina: ahora las escaleras son relativamente cómodas, anchas y con barandilla. Ya sabes que se accede desde la sacristía (eso no ha cambiado) y, que yo recuerde, ya no hay objetos desparramados por ahí (por suerte).

    Merece la pena una visitilla por allí, ahora que los lienzos están restaurados.

    Un besito y buen comienzo de curso.

    ResponderEliminar
  23. Jose Luis: sí, fíjate que estamos hablando de lienzos pegados directamente sobre un preparado y en la pared, sin posibilidad de ser trasladados a otra parte en caso de humedas o goteras. Menos mal que la restauración ha llegado a tiempo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Mª Angeles y Jose: eso intento...

    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Aparte del camarín de la Virgen y de la estupenda restauración de las pinturas me gusta mucho el cariño con el que nos cuentas y divulgas lo tuyo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Muy buena la restauración, y en cuanto al precio, es muy buen presupuesto, casi regalado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Preciosas las pinturas y maravillosa la temática. Me parece una espléndida idea bejarana que se dedicaran las pinturas a mujeres bíblicas, no se las encuentra tan frecuentemente por ahí... Me gusta mucho su estética, tan característica del XIX, que me resulta muy querida.
    Enhorabuena por esta restauración tan acertada. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Desde la terraza: intento que la gente conozca el Arte, las tradiciones, la Historia de Béjar y pueblos de alrededor. Espero que algo de su espíritu y de su belleza llegue a todos los visitantes.

    Saludos y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  29. Javier Peralta: coincido contigo. Cuando me comentaron el precio pensé que era una ganga tal y como están las cosas, a la vez que me temí una mala restauración por su bajo coste. Pero no es así: las pinturas han quedado fenomenal.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  30. Isabel Romana: aquí sólo muestro la imagen de 3 d elos lienzos, pero veo que sería bueno colgar en una futura entrada las pinturas que faltan e incluso detalles de las mismas. Si se eligió esa temática fue porque estaba en consonancia con la historia de la Virgen, con sus predecesoras en el Antiguo Testamento.

    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Mª del Carmen preciosas pinturas cuanta información nos muestras con tus entradas.

    Gracias por su amable comentario que pase un buen fin de semana

    Saludos desde
    Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  32. Por aquí ando de nuevo amiga...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Son unos cuadros preciosos la verdad, el último me ha llamado especialmente la atención.
    Besos Carmen y que pases un buen fin de semana.

    =)

    ResponderEliminar
  34. Recuerdo haber entrado de niña y como me impactó verla tan cerquita.
    Dime una cosa ¿hay o hubo algún libro donde firmar en el camarín? es que tengo como un vago recuerdo de algo así... aunque ya te digo que era muy niña.
    Besos mil!!!

    ResponderEliminar
  35. Carmen, es hermoso el camarín de la Virgen del Castañar, me parece elegante y sobrio, ya que, sin ser ostentoso, es grandioso. Esperemos que pronto sea reparado. Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  36. Carmen...

    Pues sin duda es una composición hermosa. Es una verdader lástima la pérdida de cuadros de indudable valor artístico, pero ya sabemos el trato que se le ha dado al patrimonio cultural "de todos". Me ha llamado mucho la atención "la virgen exótica" por diferente. La restauración (con un presupuesto más que limitado" ha dado como resultado un conjunto del Camarín que, casi tres siglos después y después de sufrir varias remodelaciones, esperemos que esta sea la última.
    De todas formas, no se de quién sería la brillante idea de "pegar" de esa forma los lienzos a la pared. Las humedades son el peor enemigo de estas obras...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Ay,Carmen Bejar,Tengo problemas para dejar comentarios,espero que aparezca...Sólo te diré que me has dejado unas palabras muy bonicas en mi píe de foto...
    Besicos

    ResponderEliminar
  38. Jose Ramón: gracias a ti por compartir con nosotros tus magníficas fotografías.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  39. La sonrisa de Hieprión: pues me parece estupendo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  40. Gema: me alegro que te haya gustado. El camarín de la Virgen es un sancta santorum al que muchos bejaranos todavía no han accedido.

    Besitos y que lo pases bien

    ResponderEliminar
  41. Silvia: tienes buena memoria porque sigue habiendo un libro de firmas (por cierto algunas son muy curiosas) en el centro del camarín. Y como sé que algunos no conocen todavía el sitio les animo a que lo hagan o que vuelvan en el caso de haber ido hace tiempo, como te pasa a ti.

    Besos

    ResponderEliminar
  42. Graciela Mejía: la verdad es que el camarín poco se puede apreciar en las fotografías que he colgado, pues me he centrado más en las pinturas que en otras riquezas del mismo, tales como esculturas, bóveda, esmaltes y frescos.

    Un besazo y gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  43. Félix Casanova: lo bueno que ha tenido esta intervención ha sido la rápida reacción de los miembros de la Cofradía de la Virgen, que. ante el deterioro de las pinturas, han procedido ha restaurarlo rápidamente.

    La idea de pegar los lienzos a la pared imagino que partiría de los miembros d ela Cofradía de entonces, de los pintores y del autor del proyecto general, intentando con ello seguir el hilo artístico de los artistas del siglo XVIII, cuyos frescos se habían perdido por entonces.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  44. Carmen...

    Pues las gracias a la Cofradía, porque está visto que el erario tiene muy olvidada a la cultura y conservación del patrimonio...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Cabopá: yo también he tenido problemas durante esta semana para poder dejar comentarios, como ya te he dicho en tu blog. Creo que ya se deben estar solventando.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  46. Félix Casanova: sí, la Cofradía es la que ha costeado íntegramente la restauración con la ayuda de todos los bejaranos y devotos.

    Un abrazo también para ti

    ResponderEliminar
  47. Qué fantásticas estas últimas entradas, las dedicadas a la Virgen del Castañar y su camarín. Unas entregas, por cierto -no sé si ello ha sido buscado a propósito- en las que lo femenino tiene un peso bastante importante. Me ha encantado toparme con ese delicioso retrato de Judith, que espero no sufra demasiado los efectos de las humedades, y, aunque no con una imagen suya, con mi medio paisana, la emperatriz Eugenia de Montijo...

    En fin, Carmen, ya estoy medio de vuelta... Lo digo así porque me está costando, me está costando regresar como Dios manda... Espero que tu hayas pasado un estupendo verano. No añado aquello de que lo hayas hecho con energías renovadas porque ya he combrobado que así es...

    Que tengas una muy feliz velada de domingo.

    Besos

    ResponderEliminar
  48. Jose: veo que te han gustado las entradas y para mí es importante que así sea, sobre todo por las buenas tallas que teneis en esas tierras andaluzas y las grandes raíces devocionales marianas de por allí.

    En todo caso, si tu Judtih ha estado enfermita, la gripe ya ha pasado después de la excelente intervención restauradora acometida el mes pasado.

    El verano ha sido estupendo y he vuelto (si es que no me he ido en realidad) con energías renovadas, jejej

    Un besazo

    ResponderEliminar
  49. No es cierto que el camarín esté cerrado al público. Cualquier persona que lo pida, puede verlo. Después de la restauración los miembros de la junta se ofrecieron para enseñarlo y hubo mucha afluencia. Suele hacerse después de la misa de la 1.

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.