22 de febrero de 2011

Historia de la Plaza de Toros de Béjar (1ª Parte)



*Este fin de semana se han inaugurado oficialmente los actos del III Centenario de la construcción de la Plaza de Toros de El Castañar. Es por ello que pedí a todo un experto en el tema que colaborase para narrarnos la Historia de este coso taurino.


Autor: José Álvarez Monteserín, Presidente de la Asociación de Amigos de la Plaza de Toros de Béjar.



Béjar, ciudad castellana del sudoeste salmantino, plagada de historia. En ella se asentaron vetones, romanos, visigodos, árabes y judíos. La mezcla de sangre y culturas han conformado en los bejaranos un carácter abnegado y luchador, y así se les ha reconocido a lo largo de los tiempos. La ciudad ostenta los títulos regios de Muy Leal otorgado por los Reyes Católicos, de Muy Noble concedido por Alfonso IX y de Liberal y Heroica por Práxedes Mateo Sagasta a raíz del derrocamiento de Isabel II.

Béjar es punto mitad del Camino de La Plata, universitaria desde 1902, textil lanera desde la época flamenca y turística por naturaleza, umbral de Extremadura y oasis de Castilla; remanso de paz, aguas puras, verde campiña y altas nieves que coronan la sierra, fragmento occidental de la Cordillera Central. Y con una estación de invierno, La Covatilla, que en plena eclosión contribuye a que los bellísimos pueblos de la Comarca, que delimitan Barco de Ávila, Hervás y Béjar, con pueblos tan relevantes como Candelario, Montemayor del Río, La Garganta, tengan aún más conocedores. En el punto alto de esta Sierra (2.401 mts) se encuentra el pico de El Calvitero, vigía incansable de una ciudad que tiene un monte en la cara sur, El Castañar, tupido de castaños y en el que se asientan el Santuario de la Virgen del mismo nombre, patrona de Béjar y Comarca, y la Plaza de Toros más antigua de España, también llamada de El Castañar y apodada cariñosamente con el sobrenombre de La Ancianita.

Foto antigua de la Plaza de Toros

 

La historia de la Plaza de Toros es la siguiente. “Durante la menor edad del duque D. Manuel de Zuñiga, regentaba el Ducado de Béjar su madre, Dª Teresa Sarmiento de la Cerda, viuda del duque D. Juan Manuel I y el año 1667 la Cofradía de la Virgen del Castañar pidió licencia a dicha Señora para guiar unos toros en el monte donde esta santa imagen se venera, destinando el producto que de ello se obtuviera a gastos de la obra que se estaba haciendo en el Santuario de la Patrona de Béjar y Comarca.

La duquesa madre, que se hallaba entonces en Madrid, no accedió a la demanda por parecerla que la función taurina no era medio adecuado al fin piadoso que se perseguía y dispuso que en lugar de toros se hiciese una soldadesca o cosa análoga, ofreciendo por su parte, pagar la cantidad que costara un toro.

El paisanaje no esperó a que llegara la respuesta de la duquesa ni, por lo tanto, la autorización pedida e improvisando una plaza cerrada con maderas, tuvo en ella la fiesta que había proyectado y tal fiesta fue la primera lidia de toros que se celebró en El Castañar. Enterada de esto Dª. Teresa, depuso al juez que permitió que ésta función taurina se celebrase.

Pedrera de la Virgen
( trozo de graderío más antiguo que se conserva)
Extraída de Sabios del Toreo

Diez años después, el duque Manuel I contrajo matrimonio y tuvo un hijo fruto del mismo. Sus obligaciones castrenses le obligaban a residir la mayor parte de su tiempo fuera de Béjar por lo que la duquesa madre gobernaba esta villa, impidiendo que volviesen a celebrarse fiestas de toros en El Castañar. Don Manuel, militar de vocación y profesión, guerreó en Flandes y combatió a los turcos en la ciudad de Buda, hoy Budapest, encontrando la muerte en este lugar. Al morir, tomó posesión del Ducado de Béjar su hijo d. Juan Manuel de Zúñiga, militar también, que sirvió a Carlos II y al primer Rey borbónico Felipe V en la Guerra de Sucesión.

“En este tiempo se levantó en El Castañar una Plaza de Toros ya metódicamente construida, con maderas enrejadas, en la cual se celebraron por segunda vez, en tan hermoso monte, grandes fiestas taurinas en el verano de 1707 con motivo del nacimiento del Príncipe de Asturias que luego reinó con el nombre de Luis I. El permiso que negó su abuela en 1667, cuarenta años después lo vino a conceder el duque d. Juan Manuel de Zúñiga y el buen éxito que estas corridas tuvieron acaso le indujera, poco tiempo después, a conceder que la plaza de madera enrejada se sustituyera por el coso taurino de obra de fábrica permanente, que se levantó en el pintoresco monte de El Castañar y que hoy es la Plaza de Toros más antigua de cuantas existen en España.”


De esto da fe el acta del libro de cuentas de la Cofradía de la Virgen de El Castañar cuando dice:

En la Villa de Bejar, Diocesis de Plasencia, en doce dias de el mes de setiembre de mil setecientos once años, su merced el Señor licenciado D. Diego Garcia (...) sea dispuesto de diferentes años a esta parte hacer y celebrar una fiesta solemne en Beneración de dicha Virgen Santísima en su santa casa y a honra de su gloriosisimo nacimiento que se celebrará el día 8 de setiembre (...) para la dicha fiesta de Ntra. Señora del Castañar se an de nombrar en cada año quatro Mayordomos en esta Villa y estos an de hacer la costa y fiesta de toros en la Plaza que ahora se a hecho tan embrebe, que parece deuerse atribuir a milagros de la Virgen (...) se acordo que a de salir la procesion de dicha ermita llevando a Ntra. Sra. en sus andas por la calle que esta hecha para dar vuelta a la Plaza y volver a dicha ermita a colocar a su Magestad en su altar...”.

Esto demuestra que en el mes de setiembre de 1711, la actual Plaza de Toros estaba construida. (En el Museo Taurino de la Plaza de Toros de Béjar hay expuesta copia de los documentos que acreditan cuanto aquí se dice.)

A la Plaza de Toros de Béjar la siguen en antigüedad Campofrío (1.718), Santa Cruz de Mudela (1.722), Almadén (1757), Sevilla (1.761), Zaragoza (1.764), Lima, Perú (1.767), Ronda (1.785), Tarazona (1.792) y Aranjuez (1.797). Entre los años 1749 y 1754 se construyó en Madrid un edificio, autónomo y circular, destinado a la función taurina llamado Plaza de la Puerta de Alcalá.
(Continuará)

63 comentarios:

  1. Es la mas antigua de todas las plazas!

    Que dato.

    La abuela no querìa saber nada.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Plaza de Toros mas antigua del mundo se encuentra en Mexico. El pueblo se llama Canadas de Obregon, Jalisco, Mexico. Fue fundada en 1680.

      Gracias y saludos a toda la aficion

      Eliminar
  2. Pues si que es antigua si, la de mi pueblo creo que data de 1825. Aunque no abundo por estas plazas cuando hay espectáculos taurinos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Pues nada, yo como Teresa la Duquesa, el que quiera toros que se vaya a la dehesa. Rima y todo. Jejeje. Poca afición tengo, creo que se me nota.
    Lo que desconocía completamente, dentro de mi natural incultura taurina, es que se trataba de la plaza más antigua de España. Fíjate, yo pensaba en la Maestranza de Sevilla o en las Ventas de Madrid.
    Un saludo para ti y otro para José Álvarez.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, al parecer la duquesa madre era decididamente antitaurina en un tiempo y un lugar en el que imagino que los antitaurinos serían minoría.

    Feliz tarde, madame

    bisous

    ResponderEliminar
  5. Pues yo tampoco sabía que era la plaza de toros más antigua de España. Curiosa entrada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. La duquesa doña Teresa, debía ser catalana payesa por aquello de prohibir la fiesta de los toros.

    Siempre enriquecen en algo tus entradas, Carmen. Esta vez nos das a conocer mediante el documentado artículo de José Álvarez Monteserín, que la plaza de Béjar es la más antigua de España.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Ahora sabemos más de esta la plaza.
    Vaya fue su merced el Señor licenciado D.Diego Garcia el que dispuso que se celebraran las corridas el día de la Virgen...
    A mí no me gustan los toros, nunca he ido a una corrida... Pero sí me gusta esta la plaza es distinta a todas y curioso el apodo de La Ancianita.
    Buen artículo de José Álvarez y buena tu entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Estupendo trabajo Carmen, me parece increible la labor de investigación y difusión que estais haciendo de Béjar y que a la vez consigais hacerlo de forma amena.

    Un abrazo y esperamos la continuación :-))

    ResponderEliminar
  9. Como la vida misma, actual me refiero, con taurinos y "antitaurinas", jeje. No sabía que la plaza del Castañar era la más antigua de España... Lo que sí sé es que los encierros más antiguos se celebran en Cuéllar un pueblo segoviano, que se encuentra muy cerquita del lugar en el que nací. Estupendo artículo. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  10. Ya podéis presumir de plaza los bejaranos. Menuda plaza y encima la más antigua de España. Un saludo Carmen.

    ResponderEliminar
  11. Yo tengo entendido que la plaza mas antigua es la de Alcala del Jucar...Y sus forma tambien es muy rara.
    Al menos eso nos dijeron en el lugar...

    Como siempre felicidades por tan buena documentacion.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por esa plaza de toros más antigua de España y qué lejos van quedando esas diversiones... al paso que vamos... no se criarán todos... no sé si bueno o malo... pero no se criarán para lidia... sólo para carnes pero no compensan... mejor otras razas... ¡Cómo va cambiando el paisaje!
    Bss..

    ResponderEliminar
  13. Curiosa y antigua es vuestra plaza de toros, aunque yo no soy amante de la fiesta nacional, me gustan ver esos grandes cosos. Curioso en nombre de "La Ancianita". También es muy versado en el tema José Álvarez Monteserín, que ha sabido conjugar la fiesta con la historia. Ha sido muy buena elección.
    Un saludo a los dos¡¡

    ResponderEliminar
  14. Cada vez que veo una entrada sobre vuestra plaza de toros siento una sana envidia: no porque me gusten los toros, más bien al contrario, sino porque la plaza de toros de la ermita de la Vega de Piedrahíta puede ser también muy antigua (aunque en desuso) y yo no sabría datarla.¿Alguien puede ayudarme?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Carmen ya sabes que llevaba tiempo esperando esta entrada. He dusfrutado como un enano. Época de transición entre Carlos II y Felipe V, la rerencia de doña Teresa, las guerras de don Manuel y los servicios a la Corona de don Juan Manuel...de su apellido (de la Cerda) deduzco que doña Teresa era familia del Duque de Medinaceli que en aquellos momentos era uno de los nobles de mayor poder en la Corte y que llegaría a ser primer ministro en 1680 tras la murte de don Juan José de Austria...en cuanto a don Juan Manuel como bien se dice inicialmente fue borbónico pero cuando las tropas archiducales entraron en Madrid se pasó al bando de Carlos III de Austria para después volver al de Felipe V, eran los giros propios de quienes no querían perder su influencia gobernase quien gobernase...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Has reúnido una buena documentación y esplédidas fotografias sobre el tema. No me gustan los toros pero no por eso se ha de ignorar toda un tradición histórica.
    Un post muy completo
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Aunque no me gusta en absoluto esa fiesta, por llamarla de algún modo, vuestra plaza de toros es como un anfiteatro muy bello.

    Saludos, Carmen

    ResponderEliminar
  18. Es una plaza de gran valor por su antiguedad.
    Carmen te doy la enhorabuena por tener tan bueno colaboradores, me ha resultado muy interesante toda la información.
    No soy amante de la fiesta de los toros pero tampoco radicalizo en el sentido de que pida que se prohiban, nos guste o no los toros son parte de nuestra historia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Los tendidos tienen un aspecto completamente arcaico.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  20. Trescientos años bien merecen un tratamiento muy respetable. ¡Felicidades, bejaranos!

    ResponderEliminar
  21. El Gaucho Santillán: documentalmente es la más antigua y los Amigos de las Plazas de Toros de España así lo han reconocido, aunque todavía hay personas que no la aceptan como tal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Magnolia: soy sincera al reconocer que yo tampoco he asistido nunca a función taurina alguna. Aquí lo que importa es saber sobre Historia que es lo que estamos haciendo al intercambiarnos fechas y datos sobre las plaza de nuestros lugares de origen.

    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Cayetano: como dice el porpio José Álvarez- Monteserín aquí lo que se trata no es de impulsar la fiesta taurina, sino de dar a conocer una parte de la historia de Béjar, y así lo estamos haciendo. Tampoco yo soy aficionada a los toros y reconozco que no he visto toros en la plaza, sino pastando en la dehesa, como tu bien dices, en la dehesa y en los campos charros. Pero eso no quita que intentemos saber un poco de la historia de una fiesta tradicional española, ¿no?

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Dame Masqué: es que doña Teresa era mucha doña Teresa. De armas tomar y religiosa hasta la médula, señora heredera del feudalismo se impuso su criterio al prohibir la fiesta de los toros en Béjar y en el resto de sus dominios. Otra cosa fueron sus sucesores.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Antorelo: por estos lares lo sabemos, pero muy poca gente externa a Béjar lo reconoce. Es un tema que da lugar a la discusión allá donde se saque: los unos porque son antitaurinos, los otros porque defienden su plaza a ultranza.,etc. Lo bueno es que la diversidad enriquece.

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Jota Ele: no sé, la verdad, si tenía algo de sangre catalana porque esta mujer nació en los madriles. ... ¡Ahora me doy cuenta de que es paisana tuya, jejej!

    Saludos y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  27. Laura M.: el apodo de La Ancianita tiene menos tiempo de lo que todos creemos... Traigo este texto aquí porque me parece importante, fuera ya de que nos gusten o no los toros, que la gente sepa lo que tenemos en Béjar, al igual que el santuario del Castañar, El Bosque o las murallas.

    Besitos y gracias por las fotos

    ResponderEliminar
  28. Pedro de Mingo: se hace lo que s epuede, querido amigo. La Historia debe ser amena y comprensible. Bueno, bien lo sabes porque lo desmuestras en cada una de las entradas de tu blog.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Carzum: fíajate, en Béjar tenemos la Plaza de Toros más antigua, peor no se celebran encierros. Y mira que son tradicionales en muchos pueblos de España, pero aquí no tenemos toritos corriendo por las calles. Quizás es que sean muy empinadas y los toros se quedan sin resuello, jejej

    Besitos

    ResponderEliminar
  30. Desde la terraza: los bejaranos solemos presumir de Hombres de Musgo, Virgen del Castañar, El Bosque y la Plaza de Toros. Con estas banderas solemos acudir a todas partes. A veces resulta ya cansino, jejej

    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Mª Ángeles y Jose: de todas formas es que no habéis leído en queé consiste que una plaza de toros sea la más antigua... Lo pondré en la siguiente entrada...

    Besos

    ResponderEliminar
  32. MariCari: nos los comemos, al igual que los terneros, los corderos, los pollos... Somos unos carnívoros de cuidado.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  33. Montse: muchas gracias por tu comentario. Me alegro que te hayas pasado por este blog.

    Bien es verdad que de la plaza de toros de Béjar se ha escrito mucho y bien. Aquí sólo podemos poner pequeños retazos de la Historia de Béjar, como bien dice el nombre del blog (Pinceladas).

    Besos

    ResponderEliminar
  34. Agev: como le decía a Mª Ángeles y Jose, falta en esta entrada (vendrá en la siguiente) la reflexión de José sobre por qué se considera a la Plaza de Toros de Béjar como la más antigua, a parte de por la documentación, claro.

    A ver si algún lector piedrahitense y taruino te puede sacar de dudas.

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Carolus: y porque sé que estabas esperando esta entrada decidí que me pasara el texto un experto en el tema, para que yo no metiese la pata en temas taurinos.

    De lo que me cuentas, todo interesantísimo, ya iremos intercambiando información. Por lo pronto te comento que doña Teresa era hija del marqués de Alenquer y de la duquesa de Híjar.

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Katy: yo no he sido, yo no he sido, jejej He tenido la colaboración especial de un amante de los toros como es José Álvarez- Monteserín. Las felisitaciones son para él.

    Besos

    ResponderEliminar
  37. Dissortat: gracias por el piropo

    Abrazos

    ResponderEliminar
  38. Wendy: o sea que eres agnóstica como yo... Cada cual que haga lo que quiera mientras no moleste al resto, ¿verdad? Son parte de la historia y la cultura española, lo queramos o no.

    Besitos

    ResponderEliminar
  39. Retablo de la vida antigua: ese tramo de graderío se ha conservado tal cual desde entonces, pues su primitiva construcción poseía una planta cuadrangular , pasando luego a ser octogonal y, por rigores de la función taurina, circular ya en el siglo XIX.

    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Francisco Espada: gracias en nombre de todos los bejaranos.

    Abrazos fuertes

    ResponderEliminar
  41. Hola Carmen:

    Dato interesante ese de que es la más antigua de todas las plazas.

    No me gustan los toros, pero pienso que como todo hay gusto para todos.

    pero aún así hay plaza de toros muy hermosas. En lo particular las ventas en Madrid y el Nuevo circo en Caracas, son las que más me gustan (la de Nuevo Circo cumple 92 años este año)

    Saludos

    ResponderEliminar
  42. A escasos kilómetros de Béjar, la plaza de toros de la ermita de Fuente Santa, en Medinilla (Ávila), ya está documentada como plaza estable en 1685.
    Basta este dato para demostrar que la plaza de Béjar no es la más antigua de España.

    ResponderEliminar
  43. No tenía ni idea pero es muy bella y me ha gustado el post y la información..

    Un saludo

    ResponderEliminar
  44. Carmen, me gustan esas plazas de toros de piedra, como la de Béjar. Creo que en el viaje que inicio mañana veré algunas como la de tu pueblo. Por cierto, leyendo información sobre los pueblos de la Sierra de Francia, he leído que la plaza de toros de Miranda del Castañar también es la más antigua plaza de toros de España. Un abrazo y ya te comento la semana próxima.

    ResponderEliminar
  45. Yo, como la duquesa y Cayetano, y...
    Pero la plaza como tal es una maravilla: me han encantado sobre todo las viejas gradas de piedra.
    Saludos, Carmen

    ResponderEliminar
  46. Manuel: parece que todas las plazas de toros con las cuales tenemos relación (Béjar y Caracas) cumplen años y ya no son precisamente unas chiquillas.

    Besos

    ResponderEliminar
  47. Gabriel Cusac: tengo muchas ganas de que vuestro libro esté en las librerías para poderlo leer y de esta forma ver la documentación que habéis manejado y las conclusiones que habéis extraído dela pugna Virgen de Fuente Santa- Virgen del Castañar en otros tiempos. No conozco Medinilla, pero me estás poniendo los dientes largos para ir a visitar la ermita y su plaza de toros.

    Me han comentado que el coso se reduce a un muro de piedra sin graderío, ¿es esto cierto? Quizás esa sea la diferencia que se haya establecido para considerar la Plaza de Toros del Castañar "más antigua", es decir, la existencia de graderío. Lo digo porque más gente me ha comentado la existencia de pequeños riuedos de piedra del siglo XVII vinculados a una pequeña ermita.

    De todos modos no me desveles la exclusiva, porque así la gente comprará el libro para salir de dudas.

    Un abrazo y gracias por la puntualización

    ResponderEliminar
  48. Estrella Altair: me alegro mucho de que te haya gustado. Gracias por pasearte por este blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  49. Paco Hidalgo: sabía que alguien me iba a hacer esa puntualizacin. La palza de toros de Miranda del Castañar es más antigua que la de Béjar, pero no se puede considerar propiamente una plaza c onstruída ex professo para la función taurina. La plaza se configuró como tal aprovechando la Plaza Mayor del pueblo, de tal modo que se cerró parte de su trazado con un muro de piedra y el resto se alzaba de madera provisionalmente, de tal manera que cuando no había funciones taurinas servía de plaza mayor. de hecho está en medio del pueblo, junto al castillo. La de Béjar se construye en piedra alejada de la población y sólo sirve para celebrar fiestas taurinas, solo para eso.

    Salduos y que lo pases bien (va a hacer muy buen tiempo)

    ResponderEliminar
  50. Xibeliuss: pues ya somos unos cuantos, jejej

    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Excelente aclaración, Carmen. Ya me extrañaba a mí una plaza así en en centro de la población. Sí, hará buen tiempo y podré subir a la peña de Francia sin problemas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. Que te lo pases bien. Ya me contarás.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  53. Por aquí ando, haciendo una visista de tarde. Paseando entre tus cosillas. Y como siempre encantado de haber pasado por tu casa.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  54. Tiene una forma muy curiosa esta plaza vuestra, con esos soportales aguantando sobre la plátea. Decirte como curiosidad que en Alcalá del Jucar en Albacete, hay una plaza con una muy curiosa forma de barco, según la perspectiva. Búscala, es curiosa, pero no tan antigua.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  55. Auténtica, preciosa, realmente bella esta tan antigua plaza. ¿Se siguen haciendo festejos en ella?.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  56. La sonrisa de Hiperión: tienes mi permiso curiosear, visitar y cotillear donde quieras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  57. Javier Peralta Medina: ¿con forma de barco? Eso sí que no lo había oído nunca. Voy a buscarla en google a ver qué aparece.

    Gracias por la sugerencia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  58. Jose Eduardo: claro que se siguen haciendo festejos. Sin ir más lejos la semana pasada, el domingo, se procedió a realizar en ella la clasificación del Bolsín Taurino de Ciudad Rodrigo y en las fiestas de la patrona, la Virgen del Castañar, allí se dan cita los bejaranos para admirar el arte de los toros a pie y a caballo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  59. Y el emplazamiento tan imponente de la plaza tan bonita, Carmen, jó, es que lo tenéis todo bonito en béjar. Buen texto y buenas fotos, como es divisa de esta santa casa ante la que me descubro.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  60. Madre mía...que belleza el graderío de piedra. No tenía ni idea de que fuera Béjar la primera plaza de toros de España...lo que se aprende viniendo a tu blog... Un beso, Carmen

    ResponderEliminar
  61. Jose Antomio del Pozo: deduzco por tus palabras que ya has estado alguna vez por aquí y te han embrujado nuestros bosques y sierras...

    Muchas gracias (me vas a poner colorada)

    Saludos

    ResponderEliminar
  62. Almalaire: el graderío de piedra da indicios de la primitiva forma cuadrada del ruedo.

    Besitos

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.