31 de diciembre de 2018

La recuperación de dos tallas del escultor valenciano Vicente Tena Fuster

Autor: David Hernández Sánchez 

      En la primera mitad del siglo XX, debido al aumento de las devociones o para reponer las pérdidas causadas el paso del tiempo, uno de los talleres que más trabajó para Béjar fue el de Vicente Tena Fuster, valenciano, discípulo de Modesto Pastor Juliá. 


 Catálogo del taller de Vicente Tena

       De este taller, llegaron a la iglesia de San Juan Bautista las imágenes de san José (1903), san Vicente Ferrer con su retablo (1905), san Antonio de Padua (1905) y el titular de la misma, san Juan Bautista (1907), talla donada por Juan Bautista Zúñiga Rodríguez. Para la capilla de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados se encargó un Sagrado Corazón (1903), salvado milagrosamente del incendio de los años 60, y para el santuario de la Virgen del Castañar una pareja de ángeles lampadarios (1925) [1]. Todas las imágenes mencionadas, excepto la de san Vicente Ferrer, se conservan y pueden contemplarse en los lugares citados. 


 
San José de Vicente Tena en la iglesia de San Juan Bautista

       En esta entrada queremos centrarnos en el último trabajo atribuido a Vicente Tena para Béjar: la pareja de ángeles lampadarios del santuario del Castañar. En el año 1925, queriendo continuar con las mejoras iniciadas en el santuario, el superior franciscano de El Castañar, Fr. Antonino Saenz de Tejada, hace un llamamiento al pueblo de Béjar con el fin de adquirir unos “ángeles-lámpara que, colocados sobre columbelas a los lados del altar, tengan en una mano el vaso de la luz y la otra en actitud de recoger, presentar y ofrecer las plegarias y oraciones que salen de los pechos bejaranos y devotos de la Santísima Virgen”, para lo cual se abrió una suscripción popular [2]. 

 


      La colaboración económica con la suscripción fue un éxito, cubriéndose con creces el importe de las tallas [3] y a finales de agosto del mismo año desde el periódico La Victoria anuncian que han podido ver fotografías de los ángeles, y aseguran que “van a resultar hermosísimos y muy artísticos”[4]. 

      El primer día de la novena a la Virgen del Castañar fueron presentados en el santuario, colocados a ambos lados del altar, y admirados por numerosos fieles. La Victoria destacó “la expresión del rostro, el colorido y la rica ornamentación del ropaje” de las tallas y felicitó al taller de Vicente Tena por su magnífico trabajo [5]. 



      A partir de entonces no tenemos noticia de lo que pasó con estas imágenes e incluso mucha gente no recuerda haberlas visto acompañando a la Virgen, hasta que una serie de “casualidades” quisieron hacerlos reaparecer. En septiembre de este año 2018, cuando se cumplían 93 años desde su presentación, contactó conmigo un investigador valenciano, Juan Bautista Tormos, que está recopilando información sobre la Casa Tena, para pedirme unos datos y fue quien me puso tras la pista. 


       Por si fuera poca coincidencia, encuentro en una página de coleccionismo de internet una foto postal del fotógrafo Requena de la Virgen del Castañar flanqueada por los ángeles. Desconozco la fecha exacta, pero debe ser anterior a 1946, pues con motivo de su coronación canónica se sustituye la corona de la foto por la actual. 




     Después de hablar con los padres teatinos resultó que las tallas se encontraban almacenadas en un desván, en malas condiciones de conservación. La ilusión del padre Antonio por darles una nueva oportunidad ha dado como resultado que estas navidades acompañen al Niño y puedan volver a ser admiradas por los visitantes, además de iniciar una campaña para recoger donativos para devolverles su esplendor. 

*******************

[1] PUENTE APARICIO, Pablo. La piedra profanada. La escultura en Béjar en el primer tercio del siglo XX. Contestado por José Muñoz Domínguez. Diciembre 2012. 
[2] La Victoria, nº 1613 (27 junio de 1925), p. 1. 
[3] La Victoria, nº 1626 (26 de septiembre de 1925), p. 3. 
[4] La Victoria, nº 1622 (29 de agosto de 1925), p. 3. 
[5] La Victoria, nº 1623 (5 de septiembre de 1925), p. 3.

8 comentarios:

  1. Hola Carmen:
    Feliz 2019. Muchas cosas buenas para ti y los tuyos.
    Un interesante trabajo de investigación que ha dado sus frutos. Ojala se puede completar la restauración.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Feliz Año Nuevo, Carmen, y que todos tus deseos, al menos los más importantes, se vean cumplidos.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Buenas obras de arte ha dejado este escultor.

    Espero que este año Nuevo tengas la salud, fortaleza y la energía necesarias para seguir con tus buenos proyectos.

    Feliz Año Nuevo!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Estimado David.

    Gracias a tus trabajos de investigación e interés por conocer el patrimonio histórico artístico de Béjar, una buena parte de la obra imaginera de la Casa Tena podrá ser catalogada con un mínimo de rigor.
    Gracias por tu compromiso y enhorabuena a Béjar por atesorar tan digna obra escultórica de temática religiosa de origen valenciano.
    Juan.

    ResponderEliminar
  5. Al menos aparecieron los Ángeles después de todos esos años aunque sea en no muy buen estado.
    El usó qué les dieron no fue mala.
    Feliz año nuevo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Me gustan especialmente los ángeles.
    Que tengas un año lleno de buenas cosas y que nos sigas mimando con tus publicaciones.
    FELIZ 2019

    ResponderEliminar
  7. Feliz hallazgo para los especialistas en el tema y también para los devotos.
    Que los reyes te traigan mucha paz y felicidad.

    ResponderEliminar
  8. Qué buena noticia. Y qué original la cuna hecha con el lienzo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.