14 de agosto de 2020

Sobre el linaje materno de Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor de "La Araucana"

 Autor: Jorge Zúñiga Rodríguez

         Mucho se ha escrito sobre el autor de La Araucana, pero poco de su linaje materno, que en gran medida explica su personalidad y los episodios más importantes de su vida. Los biógrafos no dejan de mencionar que su madre, Leonor de Zúñiga, era familiar del duque de Béjar y de los condes de Miranda (del Castañar) y de Niebla, pero con cierto grado de machismo ponen más énfasis en el origen vizcaíno de su padre, el magistrado Fortún García de Ercilla, que no obstante había nacido en Sevilla (Alonso nació en Madrid). El hecho es que el padre falleció antes de que Alonso cumpliera un año, por lo que doña Leonor se encargó de su crianza y educación (le enseñó latín), junto con la de tres hermanas y dos hermanos mayores. Para aliviar su situación de viudez, doña Leonor intercambió el señorío de Bobadilla heredado de su padre (otros dicen que lo perdió en un pleito) por el cargo de guardadamas de la infanta María de Austria, hija del emperador Carlos V, y se fue a vivir a la corte con sus seis hijos (Francisco, el mayor, murió joven).

 Alonso de Ercilla y Zúñiga por El Greco. Museo Hermitage

         El jefe de la Casa Imperial y educador del príncipe, futuro Felipe II, era Juan de Zúñiga Avellaneda y Velasco, pariente de doña Leonor que vivía en palacio, y con quien el emperador ordenó que también se educara el joven Alonso (Juan de Zúñiga acompañó al emperador a la coronación en Bolonia, y cuando fue embajador en Lisboa  gestionó el matrimonio de Carlos V con Isabel de Portugal; fue también corregente de España). Al círculo de jóvenes nobles que rodeaban a Felipe se agregaba Luis de Zúñiga y Requeséns (futuro gobernador de Milán y los Países Bajos y 2° jefe de la armada española en la batalla de Lepanto), primogénito de Juan y primo de Alonso (los Zúñiga-Requeséns eran once). A esto debe sumarse que el segundo hermano mayor de Ercilla, que también firmaba Juan de Zúñiga y fue sacerdote, pasó a formar parte del cuerpo de capellanes de la corte imperial.    

 

Escudo de la casa mayorazgo de Juan de Zúñiga Avellaneda y Velasco 

Cogeces de Íscar (Valladolid). Está en la lista Roja de Patrimonio

 

        Era notable la amistad de Carlos V con los Zúñiga, nacida en 1517 cuando Íñigo de Zúñiga Avellaneda y Velasco (futuro cardenal de España) y su hermano Francisco, III conde de Miranda del Castañar (futuro virrey de Navarra), lo fueron a buscar a Flesinga (Vlissingen, Países Bajos) para traerlo a España. 

        Álvaro de Zúñiga, II duque de Béjar (casado con su tía María de Zúñiga, hija de Álvaro de Zúñiga, I duque de Béjar, y Leonor Pimentel y Zúñiga), fue padrino de bautismo del príncipe Felipe y de los primeros nobles españoles en recibir el Toisón de Oro, y junto con su primo Francisco, conde de Miranda del Castañar, recibió en 1525 la Grandeza de España hereditaria. En una de las visitas al palacio de Álvaro de Zúñiga, II duque de Béjar, el monarca le levantó al ingenioso y deslenguado don Francés de Zúñiga para llevarlo a su corte, circunstancia  que este aprovechó para escribir la Crónica Burlesca del Emperador Carlos V, recogida en los viajes por Europa. En el palacio de Plasencia del marqués de Mirabel Fadrique de Zúñiga (¡nació y murió allí sin moverse!), autor del Libro de Cetrería de Caza de Azor, el emperador participaba de largas y alegres jornadas de cacería que duraban semanas. Cronista más formal del emperador fue Luis de Ávila y Zúñiga (autor del Comentario de la Guerra de Alemania, comendador de la Orden de Alcántara, marqués consorte de Mirabel casado con su prima María de Zúñiga, hija de Fadrique), y su más fiel amigo que le acompañó hasta el día de su muerte en Yuste.      

Salón Carlos V en el palacio de Mirabel, Plasencia,

con el busto del emperador al fondo

        En este ambiente era natural que el joven Ercilla se sintiera más identificado con su linaje materno, y al igual que lo hacían todos sus hermanos, de las cuatro veces que se nombra a sí mismo en La Araucana (cantos XIX, XX, XXV y XXXVI), tres lo hace con el apellido Zúñiga solamente. En la corte era tratado con los miramientos que correspondían a sus  familiares maternos, hecho que le facilitó actuar libremente como cuando decidió abandonar de manera caprichosa la comitiva del príncipe Felipe en Londres, para dirigirse a América con cuatro criados para su servicio, a los veintitrés años. Desde otro punto de vista, también recibió el trato de noble al ser condenado a la decapitación y no a la horca por su primo García Hurtado de Mendoza en la expedición al sur de Chile, sentencia de la que se libró eventualmente, no así del exilio. Muy apegado a su madre, la había acompañado a Viena cuando la infanta María casó con Maximiliano de Hungría, futuro emperador de Europa, cuyo hijo y sucesor Rodolfo, educado en la corte española de su abuelo Carlos V, hizo gran amistad con Ercilla y actuó como padrino en su boda con María de Bazán (la madrina fue Ana de Austria, cuarta esposa de Felipe II, y la novia aportó ocho millones de maravedíes de dote). De esta relación surgió la posterior petición de un retrato de Ercilla para la Galería de Españoles Ilustres por parte de la Casa Imperial de Alemania, retrato realizado por El Greco que terminó finalmente en manos de Catalina II de Rusia.       

 


Firmas de dos de las hermanas de Ercilla, María y María Magdalena de Zúñiga

 

       En la azarosa expedición por tierras australes, se atribuyó protagonismo en el primer cruce histórico del Canal de Chacao en los siguientes versos: Aquí llegó, donde otro no ha llegado, -don Alonso de Ercilla, que el primero, -en un pequeño barco deslastrado –con sólo diez pasó el desaguadero (canto XXXVI de La Araucana), hecho que fue cuestionado por otros cronistas de la Guerra de Arauco, a pesar de que el mismo Ercilla (o Zúñiga) se encargó de documentarlo en el tronco que vi de más grandeza escribiendo con un cuchillo en la corteza, y señalando, para más precisión, la fecha y la hora (era obseso): El año de cincuenta y ocho entrado –sobre mil y quinientos, por febrero, -a las dos de la tarde, el postrer día…    

 

Puente proyectado sobre el Canal de Chacao, que unirá 

Radio.uchile.cl

     Con el estímulo de haber logrado, por intervención del Director de la Academia Chilena de la Lengua Alfredo Matus Olivier, que la Real Academia Española asumiera oficialmente en 2015 el segundo apellido de su fundador (ahora Juan Manuel Fernández Pacheco y Zúñiga, Pinceladas de Historia Bejarana 04/11/2015), marqués de Villena ligado a los duques de Béjar, se inició una nueva campaña para conmemorar el hecho relatado en el poema épico de Chile, del que se cumplieron 460 años en 2018. El medio sería darle el nombre del autor de La Araucana (dedicada a Felipe II) al puente que se proyecta construir sobre el Canal de Chacao (asunto que ya se ha informado difícil de conseguir por haber otras propuestas), o al menos instalar una placa conmemorativa con los versos alusivos en el lugar del desembarco de Ercilla en la isla (Punta San Gallán).

 

Iglesia chilota. Youtube.com

         Entre los financistas de la construcción del puente, el más largo de Latinoamérica y el tercero del mundo con 2.750 metros de extensión, se encuentran el Banco Santander, ex Banco Español-Chile, y el BBVA Chile, filial de la bancaria española Banco Bilbao Vizcaya Argentaria.

     Chiloé es un archipiélago cuyo territorio más extenso es la Isla Grande de Chiloé. La economía tradicional es la agricultura con tendencia a ser reemplazada por la industria salmonera, en crisis últimamente por causas climáticas y humanas. Posee iglesias construidas por jesuitas españoles, Patrimonio de la Humanidad, y una variante lingüística llamada español chilote. Por el clima y otras circunstancias culturales, se la considera la Galicia chilena.     

7 comentarios:

  1. ¡Brillante, Carmen! Si toda criatura nace de padre y madre y eso obliga a no olvidarnos de ella, la muerte tan prematura del progenitor justifica ampliamente todo cuanto cuentas. Gracias por tus brillantes páginas de historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Siempre se intenta dejar el papel de la madre en segundo plano. Pero siempre son las madres las que mas cercanas están a los hijos o estaban.
    Ese salón del palacio placentino lo vi con menos mobiliario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No sabía que existía este canal de chacao en chile. En Venezuela, Chacao fue el nombre de un indio caribe. Su nombre significa "arena" en idioma caribe. Le decían el hércles americano por su físico.

    Muy interesante como simepre

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá en Chile es un topónimo de la lengua huilliche que alude a la abundancia de almejas en una caleta. Saludos, JZR.

      Eliminar
  4. Hola, compañer@ de blog.
    Me gusta tu página, por lo que la enlazo a mi blog.
    Si lo deseas haz lo mismo con el mío, así ambos recibiremos más visitas de nuestros mutuos lectores.
    Un cordial saludo.
    Maite Sánchez Romero
    https://www.arteypoe.maitevolarela.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mariposa. Enhorabuena por tu blog. Acabo de hacer lo mismo en el mío, publicitar el tuyo.
      Seguimos en contacto.
      Saludos

      Eliminar
  5. Gracias, Carmen, por tu buen hacer.
    Me ha gustado mucho este artículo sobre el linaje materno de don Alonso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.